VOLCAN PURACE
Lunes 5 de febrero, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

El Instituto de Investigación e Información Geocientífica Minero Ambiental y Nuclear, Ingeominas, mantiene una vigilancia permanente sobre la actividad volcánica de El Puracé. Ultimamente se han presentado alarmas sobre presuntas amenazas del Volcán y Andriana Agudelo Directora de Ingeominas, afirmó que existe total normalidad volcánica en el Cauca. Este tema ha merecido una página de El Liberal ( http://www.elliberal.com.co/ ) del cual hemos tomado la reseña histórica que, sobre el Volcán Puracé, hace el historiador Diego Castrillón Arboleda:

""" ... Reseña histórica
Por Diego Castrillón Arboleda 
El Liberal, 3 de febrero, 2001

Hasta donde los cronistas de la conquista y las Actas del Cabildo hacen mención, en 1789 este volcán era la mayor altitud de la Cordillera Oriental que se divisaba desde Popayán, nevada por temporadas y denominada Pan de Azúcar por su forma triangular. De sus faldas los campesinos transportaban a lomo de buey bultos de nieve en costales con paja y sal, utilizada para conservar alimentos y preparar "salpicón". A comienzos del citado año hubo leves temblores y, cierta noche del mes de marzo, la ciudad se sintió atemorizada por fuerte explosión, proveniente del cerro Pan deAzúcar. Al día siguiente, sorprendida vió la cima rebajada como es hoy, de donde emanaba leve fumarola.

La Cruz de Piedra de Belén es testimonio del terror que infundió el fenómeno. Aunque sólo vino a manifestarse claramente la actividad de este volcán en 1869, tal como lo narra el General Rafael Reyes, terminamos los payaneses familiarizados con los ruidos sordos bajo tierra que desde entonces se escucharon en los contrafuertes del Cerro de Pusná días antes de las dos erupciones anuales con que solía anunciar los cambios de estación, seguidas de emanaciones de cenizas que llovían sobre la ciudad. Leves temblores o "remezones" venían después.

Aún recordamos el estupor que causó en 1949 la muerte de 16 estudiantes sorprendidos en el cráter por una explosión, presagio funesto de las cuatro consecutivas del 22 de junio de 1956 que iniciaron la nueva inactividad del Puracé, sólo interrumpida desde entonces en 1977 y 1990 por emisiones de ceniza.

La actividad posterior del Nevado del Ruíz y el volcán Galeras, los sismos que culminaron con el terremoto de 1983 y el que ocasionó la avalancha del rio Páez el 6 de junio de 1994 nos hacen pensar que existe profunda relación geológica entre todos estos hechos. El círculo rojo de este volcán es rico en aguas termales: el rio Vinagre, las fuentes de San Juan, Pilimbalá, Aguahirviendo, Pozo Azul y Aguatibia, en las laderas indios de origen Yanaconas en sus parcialidades y en las poblaciones de Coconuco y Puracé, dedicados a la agricultura, la ganadería y la explotación de los yacimientos de azufre del volcán. ... """.

Cordial saludo,