JORGE CARLOS VARONA ARBOLEDA: II
Martes 27 de enero, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Complementamos la infausta noticia sobre Jorge Carlos Varona Arboleda de la que informamos ayer, con la nota que apareció en El Liberal del 27 de enero y renovamos nuestros sentimientos de condolencia a la familia.

Cordial saludo,

***
OBITUARIO
JORGE CARLOS VARONA ARBOLEDA
27 de enero, 2004, El Liberal


La muerte a los 85 años de edad de este payanés auténtico de distinguida familia, ha sido lamentada en todos los círculos. Era el Decano de los Cargueros de la Semana Santa y durante su vida prestó innumerables servicios a esta noble institución. Tanto así que la velación de sus despojos mortales se realizó en la colonial casona de la Junta Permanente, a donde concurrió en fila innumerable la comunidad a rendirle su homenaje póstumo.

Fue un hombre de campo desde su infancia hasta la muerte. Los indígenas totoreños que trabajaban con él, cargaron su féretro hasta colocarlo en el altar mayor de la Iglesia de Santo Domingo, colmada de amigos que quisieron rendirle su postrer homenaje.

Queda su ejemplo de hombre de servicios y honesto. Su hidalga estampa se recuerda como jinete experto en las cabalgatas por las calles de Popayán. Su firma familiar en el Coliseo de Ferias en los diferentes certámenes agropecuarios y en su finca en Totoró, la tierra de sus afectos en donde fue Concejal por el liberalismo que reconocía su desinteresado liderazgo y valioso apoyo al desarrollo de la región.

Como lo expresó elocuentemente el vocero de la Junta del Amo Ecce-Homo de Totoró en las honras fúnebres “Jorge Carlos se presenta ante el creador con las manos llenas”. Efectivamente, repartió generosamente amistad sin distingos y vivió de acuerdo con los valores que distinguen a esta tierra.