RODRIGO VALENCIA QUIJANO: II
Jueves 8 de julio, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses: 

Mabel Adriana Lara publica un artículo sobre el arte del pintor payanés Rodrigo Valencia Quijano, que transcribimos en el día de hoy. El escrito incluye fotografías de la obra de Rodrigo que se pueden admirar en la página Internet cuya dirección es: popayanvirtual.com

Cordial saludo, 

*** 

Exposición de Arte. 
Rodrigo Valencia Q.: "Cuatro Rostros" 
Por: Mabel Adriana Lara 
Redacción Popayán Virtual 


Nace un artista 

Rodrigo Valencia Quijano nació en una familia de Artistas, su padre era pintor y sus siete hermanos se han inclinado al arte, principalmente a la música y a la pintura. 

Foto: popayan virtual
Desde que era niño, Rodrigo Valencia miraba con detenimiento a su padre y desde ese momento tuvo la necesidad de dibujar. Poco después, ya en su juventud y al culminar el bachillerato se inclinó hacia la música y aprendió a tocar el violín. Sin embargo las condiciones de la enseñanza en la década de los sesenta presentaba muchas dificultades a nivel musical. Por la misma época el joven Valencia inició su carrera de ingeniería, de la cual desertó por no colmar sus expectativas. 

Entonces decidió dejar la música y dedicarse a la ebanistería junto a su padre el pintor Luis Carlos Valencia con el que compartía el arte de tallar madera y cuero. Tallaban muebles y los vendían, era su única forma de sustento, ya que las pinturas interesaban muy poco a los payaneses de la época. 

Cuando se casó se dedicó de tiempo completo a la pintura. En ese tiempo se integró a la Universidad del Cauca como docente de la facultad de Artes, oficio al que le dedicó trece años de su vida entre 1978 y 1991. La docencia como muchas otras cosas en su vida perdió su interés y la intensidad de la pedagogía perdió el sentido, esto lo condujo a radicar su vida como el artista solitario que es hoy en día o como un simple trabajador independiente como él mismo se define. 

Introvertido y silencioso éste pintor y también poeta marcará un punto de partida para el arte de la ciudad de Popayán, así como también para la vida de muchos por su gran trayectoria artística. Es por eso que Popayán Virtual rescata su obra como muestra del verdadero arte del talento payanés. 

"El arte inventa espacios para la reflexión, para llevar al espectador a un mundo diferente, a un mundo virtual. El arte sensibiliza y por medio de formas poco comunes se hace perteneciente a la misma forma de transformación cultural" 
Rodrigo Valencia Q. 

La sala de exposiciones del Banco del Estado presenta por estos días la exposición del Maestro Payanés Rodrigo Valencia Q., quien con su forma de sentir el arte nos muestra cuatro facetas pictóricas que no son ajenas al sentimiento; por esta razón Popayán Virtual entrevistó a éste singular pintor para develar e interpretar su forma de vivir la vida por medio del majestuoso arte de la pintura. 

RVQ: Cuatro Rostros, se titula la obra del Maestro Rodrigo Valencia que por éstos días se encuentra instalada en la sala de exposiciones del Banco del Estado. Muy expresivo en sus trazos e intentando delinear el paso del tiempo, Rodrigo Valencia nos presenta más de una veintena de dibujos que muestran en detalle las cuatro facetas que ha cultivado en los últimos tiempos. 

Uno de éstos cuatro rostros tiene que ver con el homenaje que Rodrigo Valencia hace a su padre, el pintor Luis Carlos Valencia, a quien admira desde siempre por ser quien incentivó en él el arte de la pintura y que resalta en un texto que acompaña la exposición en el momento en que escribe: ..."Desde la quietud del caballete, él tenía la paciencia necesaria: adivinaba el poder inmediato de la sencillez, el equilibrio de las formas y razones (...)". Es así como en este homenaje, Rodrigo Valencia nos enseña algunos de los objetos que su padre pintaba con serenidad, objetos que eran parte de un pequeño museo que Luis Carlos Valencia tenía en su casa y que fueron parte de la vida de la familia. Para Rodrigo Valencia la obra de su padre fue determinante desde el aprendizaje que vivió a su lado hasta el momento en que logra dibujos que pretenden recuperar el tiempo perdido, y que como él mismo lo afirma en su poesía, son mundos que prefiguran otra realidad entre los días. Logrando el equilibrio entre la realidad y la lógica, los objetos de ésta primera serie de dibujos en color representan un poco el sentido metafísico y onírico de los objetos que pintaba su padre. 

"Hay mucho desencanto a través de la historia del ser humano, desde el mismo momento en el que salió del paraíso, el hombre se desencantó y se frustró, es por eso que el hombre vive decaído, ha perdido la identidad y el alma". Son palabras del artista cuando da las razones por las que dibujó en otra sección de sus Cuatro Rostros las "Figuras para el desencanto". Esta otra faceta muestra a un hombre agobiado, destruido por la masificante industria cultural y angustiado por el vacío espiritual. Esta serie de dibujos refleja rasgos mucho más acentuados por la técnica que utiliza que es tinta sobre papel. Es así como se percibe la sobriedad de sus líneas en figuras muy poco definidas. En esta parte de la exposición el autor toma como referencia los problemas de soledad y de falta de identidad del ser humano, donde logra captar miradas solitarias, angustiadas y calladas de los personajes que protagonizan sus obras. La búsqueda de la trascendencia ha sido la principal fuente de inspiración de las obras del Maestro Rodrigo Valencia, pues a través de ella representa el lado surreal y metafísico del hombre, ese lado que se involucra de lleno en los sueños y las percepciones poco sensibles a la vista de los otros. 

Practicante de todas las técnicas pictóricas, el maestro Valencia prefiere el dibujo a lápiz, el carboncillo y la tinta china. Gracias al manejo de ésta gran variedad, su obra ha sido cambiante, rasgo que en cierto momento de la crítica de arte puede ser benéfico en el sentido de que no se es repetitivo como los artistas, pintores y escultores famosos; aunque resalta la admiración que tiene por los pintores del renacimiento. Obviamente la pintura es un arte sujeta a todo tipo de transformaciones, pero lo más importante es la inspiración que es lo más misterioso del ser humano. En palabras del pintor: "La Inspiración es la capacidad para representarse a partir del momento en que se toma un papel en blanco. La inspiración de alguna forma es de características subjetivas que resaltan el trasfondo cultural y la poética inscrita en la genialidad del pintor o del artista en donde el fruto puede ser la fiel demostración de las inclinaciones personales de éste". 

La pintura en la actualidad 

Para el Maestro Rodrigo Valencia, la forma en que se vive el arte en la actualidad es el resultado de múltiples transformaciones que ha sufrido a través del tiempo. El arte ya no es el arte de principios de siglo, ni tampoco enmarca la parte culta de las élites, el arte para los jóvenes y contemporáneos de hoy es el arte conceptual, las instalaciones y las corrientes de moda, tanto para la pintura, la escultura, la música, la poesía y todo lo que ahora llamamos arte. 

"Además posicionarse en un mercado del arte es algo muy difícil, para esto hay que tener suerte, amigos y muchos padrinos. A parte de eso hay que ser partícipe de las corrientes pictóricas que se ponen de moda y esto es lo que hacen los artistas en el momento. A mi no me interesa". Afirma Valencia.

1