SONETO DEL MAESTRO GUILLERMO VALENCIA
Miércoles 16 de noviembre, 2005
De: Mario Pachajoa Burbano
 
Amigos:

Hay, o se encontraba, -hace muchos años que no visitamos ese recinto-, a la entrada del Panteón de los Próceres en Popayán, un hermoso Cristo del Renacimiento, de  origen español. Esta imagen fue evocada por el Maestro Guillermo Valencia en el  clásico soneto:

 
Colgado estás del áspero madero
cual lábaro de paz en las alturas,
dislocadas las finas coyunturas,
pidiendo amor con grito lastimero.

Veinte siglos así, y hasta el postrero
sol que ilumine humanas desventuras,
remachadas tus férreas ligaduras,
te ofrecerás al universo entero.

Plúgote así, para que el hombre insano
torne al bien, sus oráculos inciertos
deje, y no tema tu cautiva mano;

para que por ciudades y desiertos
hallarte pueda el pecador humano
los amorosos brazos siempre abiertos!
 

Cordialmene,