RAFAEL URIBE URIBE
Martes 22 de febrero, 2005
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

El Maestro Guillermo Valencia pronunció una magistral
oración fúnebre en representación del Senado de la República, con motivo de la
colocación de la lápida conmemorativa del asesinato del General Rafael Uribe
Uribe
. Este homicido fue cometido el 15 de abril de 1914, por Jesús Carvajal y
Leovigildo Galarza quienes hiriéronlo mortalmente a golpe de hachuela, cuando
el General se dirigía de su casa de habitación al Capitolio,

Cordialmente,

***
Discursos
Por Guillermo Valencia
pp.113-132, Editorial Minerva, 1935
Párrafos seleccionados


" ... Allí cayó silenciosamente el héroe, cual un soberbio felino hermoso y pujante, hendida la cabeza de un hachazo, bajo la atónita luz meridiana. Allí, como en hora brava el gran Julio, buscó el mártir decoro para su caer, y con un gesto altivo de inmortal gentileza, probó parar la vida que le huía a torrentes por las enormes grietas que le abrieron en su sien las abominables manos aleves. ... "

" ... ¿Así premias, ¡oh Democracia! a los mejores de tus hijos? ¿Con óleo de sangre los unges? ¿Los vistes de escarnio y los paseas ceñidos por los cascabeles de los locos? ¡Sucre, Arboleda, Uribe! A quien sólo tuvo para tí la palabra de miel, ¿tú le respondes con la voz del agravio? A quien se desveló sirviéndote, ¿así lo galardonas tú con el sueño medroso de los sepulcros? A quien cantó para tí con labios encendidos el himno de tus glorias, ¿tú sólo le respondes el yambo de la venganza? A quien le ofrendó sus placeres, ¿tú le retribuyes con tormento? Lincoln, Canalejas, Jaurés ....¡Oh Democracia, bendita seas aunque así nos mates! ..."

"... Los hombres ilustres -y tú lo fuiste entre ellos- tienen toda la tierra como sepulcro, y no solamente en su patria las inscripciones grabadas sobre la patria dan testimonio para ellos, sino que en las mismas comarcas extranjeras un recuerdo no escrito vive en todas las almas y representa su generosidad muy más aún que sus acciones. Mientras viva Colombia y mientras viva América, mientras perdure la gloria y subsista el prestigio, habrás de vivir tú ¡Oh mi noble amigo, oh inolvidable Uribe Uribe!."

GUILLERMO VALENCIA.