UNESCO
Jueves 16 marzo 2000
De: Mario Pachajoa
http://pachajoa.110mb.com/

Payaneses ilustres:

UNESCO está convocando a nivel mundial una obra para declararla
Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. La Semana Santa de Popayán
es el candidato de Colombia.
El Liberal de hoy 16 se refiere a este importante asunto. Transcribimos
partes del artículo.

Cordial saludo,

***
Por Colombia: Semana Santa en Popayán
El Liberal
16 de marzo, 2000

Semana Santa en Popayán, su nombre lo dice todo: historia, leyenda,
religiosidad, transculturación, atavismo, arte, cultura, amor y devoción
de tradiciones seculares. Pero sobre todo, espíritu colectivo,
reflejado en el "mundo" especial de ese período que la ciudad y los que
llegan aprehenden.

Con el objeto de dar una tutoría al proyecto que presentará Colombia en
dicha convocatoria, Álvaro Garzón, Representante de la UNESCO, llega
hoy a la Ciudad Blanca.
Aprovechando su estadía en Popayán participará como regidor de la
Procesión del Jueves Santo.

Las personas encargadas de elaborar el proyecto a presentar son:
-Soporte artístico y restauración: Carlos Alberto Castellanos, Álvaro
Montilla y Juan José Bonilla. -Historia, literatura, antropología,
religiosidad y etnología: María Cecilia Velázquez, Diego Paz, Luis
A. Durán, Pedro Paz, Edgar Orejuela. -Registros fílmicos, fotográficos y
sonoros: Borgia Acosta y Patricia Maldonado.
-Jurídica: Harold Casas.-Logística: Mauricio Velasco. Como Director del
Proyecto, Mario Córdoba.

¿Por qué la Semana Santa en Popayán?

Cabe recordar que han transcurrido cientos de años en que la tradición
de fe de la comunidad payanesa se repite anualmente y cada vez con
mayor fervor. Hablar sobre las procesiones es hablar de historia de
Popayán y de Colombia en general.
Sobre este acontecimiento se han escrito muchas páginas y si fuese
posible compendiarlas, se conformarían muchos volúmenes, llenos de
crónicas y de sucesos fastuosos y lúdicos.

Acto religioso sin igual.


Popayán es una ciudad que guarda muchas tradiciones culturales y las
preserva con especial celo.
Tradiciones ligadas a hechos históricos propios de la conformación de
los pueblos, siendo estas elemento definitivo de la cultura, a través de
las cuales se mantiene el sentido de identidad y pertenencia de una
sociedad.
El estímulo a la realización de esta actividad religiosa cultural y el
esfuerzo por conservarla, es fundamental dentro del deber de apoyar la
cultura.