TRADICIONES NAVIDEÑAS PAYANESAS
Domingo 3 de diciembre, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Empezó el mes de diciembre y recordamos que el Papa Julio I oficializó la Navidad en el año 333, comemorando el nacimiento del Niño Dios. Popayán celebra de manera muy especial y autóctona esta festividad. El Liberal nos hace un resumen de nuestras tradiciones navideñas que los payaneses en el extranjero recordamos con una gran nostalgia.

""" ... Tradiciones navideñas
El Liberal 3 de diciembre, 2000

El pesebre.

San Francisco de Asís fue el autor de la tradición del pesebre en el siglo XII, al presentar en vivo el nacimiento de Jesús en una cueva de Greccio, un pequeño poblado italiano. Desde entonces ha perdurado hasta nuestros días como una de las tradiciones navideñas más especiales. Los niños suelen poner en él la carta que hacen al Niño Dios, donde le agradecen su generosidad, le prometen portarse bien y le piden los regalos que desean que les traiga en Nochebuena.

Novena de aguinaldos.

Margarita del Santísimo Sacramento, fue una de las propagadoras de la devoción al Niño Jesús. Era una monja carmelita de origen francés que tuvo una visión del Divino Niño trayendo escritas en la palma de la mano las palabras "el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros", en letras de oro. Desde ese momento, inició la costumbre de rezar el 25 de cada mes, como conmemoración del nacimiento de Jesús. Su costumbre se propagó al mundo cristiano como una hermosa tradición de navidad, la Novena del Niño Dios o Novena de Aguinaldos, cuyo rezo se hace del 16 al 24 de diciembre, acompañada por cánticos y villancicos.

Los Aguinaldos.

Hace muchos siglos durante las festividades de fin de año existía la costumbre de intercambiarse regalos, conocidos con el nombre de aguinaldos. Posteriormente, surgió la costumbre de realizar juegos entre familiares y amigos y el perdedor entregaba un regalo, generalmente de carácter simbólico, conocido como aguinaldo. Entre estos se destacan el sí y el no, preguntar y no contestar, dar y no recibir, pajita en boca, el beso robado y tres pies.

Los Villancicos.

Esas composiciones poéticas tuvieron sus primeros orígenes en el zéjel o estribote árabe. Posteriormente evolucionaron en canciones campesinas de los habitantes que las villas medievales, por ello su nombre de villancicos. Pasó el tiempo y se convirtieron en lo que son en la actualidad: cánticos propios de la Navidad en alabanza y remembranza del nacimiento del Niño Dios.

Cordial saludo navideño,