UNA TRADICION QUE RENACE
Lunes 28 de abril, 2003
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Lola Cosme, movida por el amor a su ciudad, a la Semana Santa y a la institución educativa que la formó como bachiller, decidió hace tres años, recuperar una tradición perdida desde hacía tres décadas: el Desfile del Liceo Nacional Alejandro Humboldt. He aquí su historia.

Cordial saludo,

***

Desfile el Viernes Santo
El rescate de una tradición

El Liberal, 12 abril, 2003

Lola Cosme, aunque no participó otrora en los desfiles, narra con admiración cómo los estudiantes, todos hombres en aquella época, acompañaban al Rector de la Universidad del Cauca, antes dueña del Liceo, en la procesión.

Cuenta cómo con trajes negros impecables y un cirio adornado con una corona de violetas se hacían a lado y lado de las calles, unos en el andén y otros en la orilla de la vía, para recorrer las calles de Popayán.

Ahora, aunque la multitud que convoca la Semana Santa no permite reconstruir a cabalidad el ritual, ella logró institucionalizar nuevamente, el desfile cada Viernes Santo.

La idea surgió de comentarios con un amigo, en los cuales se cuestionaban cómo una tradición tan hermosa pudo quedarse en el olvido. Desde ese día y motivada aún más por una enfermedad que atacó a aquel exalumno con el que habló, se propuso como reto y en su homenaje hacer del desfile una realidad.

Gestionó ante empresas, el patrocinio para unas pautas radiales, a través de las cuales hacía un llamado a los egresados del Liceo, alumnos y directivos.

Aunque estaba segura de que por lo menos participarían los alumnos de ese entonces, no sabía con certeza la aceptación de su mensaje por parte de los ya liceístas, con lágrimas en los ojos, recuerda la sorpresa que se llevó, cuando ese primer Viernes Santo en que se haría nuevamente el desfile encontró a 300 egresados, de distintas promociones y provenientes de las diferentes ciudades en donde se habían radicado abrazándose y contándose el desarrollo de sus vidas.

“Había un señor de 76 años, que asistió hace tres años al desfile, se me acercó y me dijo, aunque no pueda hacer todo el recorrido, quiero que sepa que estoy aquí acompañando como antes”, comentó emocionada Lola Cosme.

Desde hace tres y años y debido a la respuesta que obtuvo de sus excompañeros, esta mujer gestiona ante entidades públicas y privadas, la consecución de los cirios para los actuales alumnos del Liceo.

Lo anterior según afirma, porque ellos todavía no trabajan y el precio de un cirio, aunque no es alto, le pueden servir para otra necesidad a los muchachos y muchachas que conforman la institución.

Esta vez, el encuentro es en la calle cuarta, adyacente a la Iglesia de Santo Domingo a las siete de la noche, como es tradicional, las mujeres irán de negro y los hombres de traje, mientras que los alumnos usarán su vestido de gala y cargarán el cirio adornado con la corona de violetas, y en el cual estará impreso el escudo del colegio y el de la Semana Santa.