PEDRO ANTONIO TORRES
Lunes 25 de abril, 2005
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

El Obispo Pedro Antonio Torres nació en Popayán en 1794. Hijo del capitán español Mateo Fernández de Moure y de una distinguida payanesa. Abandonado por su madre, fue tomado por la familia payanesa Torres Montehermoso que se encargó de darle esmerada educación.

Se ordenó sacerdote en 1817 y acompañó al Libertador en la campaña del Perú. Antes de consagrarse, fue nombrado Obispo de Cuenca, honor que declinó en 1844

El Libertador le tenía especial deferencia por su patriotismo, talento y virtudes, nombrándolo como su capellán. Pasto lo eligió al Congreso de 1830 y en 1850 el Papa Pío IX lo preconizó Obispo de Cartagena.

Juan José Nieto Gil, Gobernador de la provincia de Cartagena, en 1852, decretó la expulsión del obispo Torres. Durante su destierro, el Obispo Torres permaneció en Lima y Santiago de Chile. Regresó a Popayán con el cargo de Obispo en 1856.

En 1886 este ilustre revolucionario, virtuoso e inteligente Obispo, murió en Cali en el Convento Franciscano de San Joaquín.