TERREMOTO DE POPAYAN: 1983
Domingo 30 de marzo, 2003
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Amalita Grueso de Salazar Bucheli, Gobernadora del Cauca en la fecha del
terremoto que azotó a Popayán y sus alrededores, en la mañana del
31 de marzo de 1983, nos ha enviado la siguiente nota:

""" ...

Amigos de la Red:

Mañana se cumplen 20 años del terremoto de Popayán, fecha imposible de
olvidar y es por ello que Alberto Sarria y otros payaneses han organizado una
reunión en Popayán para hablar sobre el terremoto y como se ve a Popayán 20
años después.

Ante la imposibilidad para mi de estar presente quiero a través de la Red
agradecer la ayuda recibida de mucha gente, pero sería interminable y
probablemente imposible nombrar a todas las personas que nos ayudaron
en esta primera fase de ayuda a Popayán y al Cauca. Entre ellos mantengo
en mi memoria y quiero hacer especial mención al Presidente de Colombia
Belisario Betancur, a la gobernadora del Valle Doris Eder de Zambrano,
al gobernador de Nariño Carlos Salvador Albornoz Guerrero, al Director
del Banco Central Hipotecario Mario Calderón Rivera quienes se
trasladaron a Popayán inmediatamente se enteraron del Terremoto.
Como también quiero hacer mención a todos mis colaboradores
quienes estuvieron permanentemente apoyando en esta catástrofe
fruto del fenómeno telúrico.

Ministro de Defensa, Presidente, Gobernadora. Foto Cromos

Hubo grandes dificultades, nadie estaba preparado para semejante tragedia. Es
grato reflexionar en este momento, después de 20 años cómo se sortearon esa
circunstancias con la ayuda de toda Colombia y observar el gran cariño que
por Popayán y sus gentes tienen los Colombianos.

Sorteados estos primeros momentos de desastre y organizada la consecución de
recursos, era necesario empezar a pensar y tomar acciones correspondientes a
la reconstrucción de Popayán y el Cauca. En este sentido fue en primer lugar,
fundamental, el haber contado con la decisión del Presidente Betancur de
ayudar en la Reconstrucción.

En esos días fueron muchas las visitas de diferentes personajes del ámbito
Nacional, Internacional, Civiles, Eclesiásticos y Militares que recibimos,
como también de diferentes Embajadores de varios países de América y de
Europa.

Entre las personas de los organismos Internacionales que recuerdo es al
Presidente del Banco Interamericano Don Antonio Ortiz Mena quien viajó a
Popayán acompañado de Luis Fernando Jaramillo que era uno de los más
importantes gerentes del Banco en ese entonces.

Vale la pena rememorar que durante los primeros días como en los posteriores
se trabajó mucho. El esfuerzo fue grande de los funcionarios Departamentales,
del Alcalde de la Ciudad y sus colaboradores, en fin de todas las fuerzas
vivas del Departamento, Eclesiásticas, Militares y de Policía para poder
sobrevivir y colaborar ante la magnitud del desastre.

El Presidente Betancur nombró a Paolo Lugari Castrillón como Director de la
Reconstrucción, cargo a nivel nacional, dependiente de Palacio Presidencial
para canalizar todas las ayudas ofrecidas desde el primer instante.

Sería interminable el seguir hablando sobre la complejidad de situaciones que
a diario se presentaban, sin embargo quiero hacer mención de 9 personas que
ya no están con nosotros y que fueron apoyo fundamental para mí en esos
momentos. Ellas son: Monseñor Samuel Silverio Buitrago, Arzobispo de
Popayán; Hernando Zuleta Holguín, Director del Seguro Social; Monseñor
Gersaín Marín; Álvaro Pío Valencia; Sofonías Yacoup, Secretario de Salud
Pública del Cauca; Guillermo Echeverry, Secretario de Obras Públicas del
Cauca, mi padre Hernando Grueso Arboleda; Manolo Martínez y Fabio Grueso 
Ortega.

Para terminar, quiero expresar que para mí fue una experiencia muy especial
en mi vida y difícil de olvidar. Este impacto psicológico nos ayuda
apreciar, a valorar más lo que tenemos y de lo que somos capaces. Pero
también puedo decir que sólo con la ayuda y fe en Dios fuimos capaces de
superar tan grandes dificultades y es en esta misma forma como podremos
seguir enfrentando y superando cualquier desafío que se nos presente en el
camino, para llegar a Dios y en la búsqueda de un desarrollo justo y digno
para todos.

Reciban un cordial saludo,

Amalia Grueso de Salazar Bucheli. ... """