STELLA DUPONT ARIAS
1946
Por: Guillermo Alberto González Mosquera

La fotografía, tomada en Viena en l982 y que aparece publicada en un diario nacional, explica por sí misma la importancia del hecho. En las gradas mismas del monumento a Mozart en la capital austríaca, Stella Dupont dirige el Coro de Cámara de Popayán durante el Festival Juvenil Internacional, auspiciado por dicha ciudad. Antes, la escena se había repetido en la mítica catedral de Notre Dame en París, en San Marcelo en Roma, en el Ateneo de Caracas, en salas de conciertos de Sao Paulo y Brasilia, en el Ecuador, y en España y Holanda. En 1980, cuando se conmemoró en Santa Marta el sesquicentenario de la muerte del Libertador, con la presencia de los Jefes de Estado de los países bolivarianos, Stella Dupont y su Coro fueron llamados para cantar en el acto central en San Pedro Alejandrino. Año tras año, en el Festival de Música Religiosa que se celebra paralelamente con la Semana Santa de Popayán, el Coro se había ido convirtiendo en presencia siempre esperada con expectativa por melómanos y aficionados de todo el país. Prácticamente ha crecido con el evento y ha conseguido situarse, en razón de su impecable calidad, en el acto central del exigente programa.

"Brillante, un paradigma de finura", dice Otto de Greiff en sus columnas de El Tiempo de Bogotà. "Uno de los más finos conjuntos de su género en el país", afirma Hernando Caro Mendoza en El Espectador. "Una especie de carga eléctrica fue lo que sentí al escucharlo", expresa Mario Gómez Vignes. "Nos conmovió", exclama en sus columnas el Observatore Romano.

Quien fundó y está sin pausa al frente de la agrupación musical que suscita estos comentarios, es Stella Dupont Arias, una payanesa que estudió música en el Conservatorio de la Universidad del Cauca y luego cursos de Pedagogía y Metodología Musical en la Universidad Nacional en Bogotá, en el Instituto Word en Medellín para más adelante, auspiciada por el gobierno de España, asistir a los cursos Manuel de Falla en Granada y a especializaciones del mismo género en Santiago de Compostela.

Pianista notable, pero sobre todo pedagoga, su tarea es reconocida nacionalmente por el perfeccionismo y tesón que pone a sus empresas artísticas. La Cámara Junior de Colombia le concedió en 1980 la distinción de "Ciudadano Meritorio" y el gobierno colombiano le confirió al Coro, la condecoración "Orden Nacional al Mérito" en 1982.

Son pocos los ejemplos que existen en el país de un trabajo de tanta distinción como persistencia. Muchas obras musicales que permanecían inéditas se han estrenado bajo la batuta de esta mujer incansable, cuya pasión por la música y su nítida vocación de maestra ha conseguido que se reconozca para su tierra un titulo más como centro de las artes y la cultura. Stella Dupont, continúa actualmente su tarea educadora en Popayán y sigue dirigiendo el Coro de Cámara.