SEMANA SANTA PROGRAMA
Martes 23 de marzo, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses: 

Sugerimos a los que van a visitar a Popayán durante la Semana Santa tener a mano el siguiente programa de las diversas actividades que se realizan durante la misma y que transcribimos del portal de la Gobernación del Cauca: 

<http://popayan.gov.co> 

En dicho portal pueden admirar, asi mismo, excelentes fotografías de la Semana Santa.

¡Feliz estadía en Popayán!

Cordial saludo, 

++++++======== 

Transcripción parcial del 
Portal de la Gobernación del Cauca 
Semana Mayor 
Jueves 19 de junio de 2003
 

SEMANA MAYOR 

Domingo de Ramos 
 

Procesión del Domingo de Ramos
Paso de El Señor Caído
Fotografía: Patrick Ruillard
 

Con esta procesión, llamada de los ramos, se abre la serie de procesiones de Semana Santa. Partiendo del santuario de Belén, el desfile desciende a la ciudad por los “quingos” y se dirige a la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, donde concluye. En ella marchan: el Arzobispo de la ciudad, la Junta Permanente pro-Semana Santa y el síndico del paso del santo Ecce Homo, quien porta el estandarte de la Junta. 

Los pasos “tradicionales” de esta procesión son: el Señor Caído y el Santo Ecce homo. Desde mediados de la década pasada, luego de casi 150 años de ausencia, sale de nuevo. Fue entonces cuando se dispuso que los dos pasos mencionados bajaran de Belén el Domingo de Ramos y fueran restituidos a su capilla el Martes Santo, después de la comida de los presos. 

“Al suprimirse la procesión de la catedral en 1909, el ilustrísimo señor Manuel Antonio Arboleda abolió la prohibición existente, según la cual el Santo Ecce Homo no podía salir en procesión distinta a la de la Catedral y permitió que el paso desfilara en las noches del Martes y Miércoles Santo”. 

Desde que el ilustrísimo señor Juan Manuel Gonzáles vino como Arzobispo a esta Arquidiócesis, dispuso que los pasos del Santo Ecce Homo y el Amo Caído bajaran de la Catedral, como se hacía en los primeros tiempos. 

Desde entonces el Santo Ecce Homo permanece en la Basílica, para subirlo el primero de mayo inmediatamente después de la fiesta que celebra el obrerismo en la iglesia de San Francisco y en una orgullosa y edificante procesión en la que millares de hombres de todos los contornos, muchos de ellos venidos de las más lejanas ciudades del país, demuestran con su presencia y sus cirios, la fe profunda y la confianza en la sagrada imagen. 

Algo de historia 

Hasta el año 1900 y luego de la bendición de los ramos o palmas, se hacía por la mañana una pequeña procesión que, saliendo de la iglesia de la Catedral, daba la vuelta por el atrio y volvía a dicho templo, acompañado por la imagen que representaba al Salvador montado en una mansa pollina. 

En ese tiempo los pasos del Santo Ecce Homo y del Amo Caído se bajaban el Lunes Santo, un poco antes de las siete de la noche y luego que pasaba la procesión se llevaban nuevamente a Belén, acompañados por muchos devotos. 

Martes Santo 

Es la primera procesión de la pasión. Sale del templo parroquial de San Agustín y en ella desfilan el Arzobispo de la ciudad, el clero y la Junta Permanente Pro-Semana Santa. Las flores blancas que adornan sus pasos simbolizan la pureza de la víctima: Jesucristo. 

Salen de la Iglesia de San Agustín trece estatuas de origen Español en su mayoría, a excepción de las siguientes: San Pedro que va en la Negación; el Señor de los Azotes de la Ermita; el Santo Ecce Homo, cuya imagen fue tallada en Pasto, terminada y encarnada en esta ciudad.; el Señor que va en el Amo Caído, cuya talla y encarne se hizo en Popayán y que como la del Ecce Homo pertenece a la capilla de Belén; el Centurión que va en la Negación y los judíos y el Centurión que integran el Paso del Prendimiento, imágenes estas que son de origen Quiteño. 

Los pasos de la Negación, el Amo Caído y el Santo Ecce Homo salen en esta procesión desde 1909, pues antes desfilaban en la de la Catedral. Son bellísimas imágenes las de: la Virgen de los Dolores, el Santo Cristo, el Señor de la Cruz a Cuestas, el de la Negación y el Señor del Perdón. 

Esta noche salen los siguientes “pasos”: la Cruz Alta, San Juan Evangelista, la Magdalena, La Verónica, el Señor del Huerto, El Prendimiento, La Negación, Los Azotes, El Señor Caído, El Amo Ecce Homo, el Amo Jesús, el Señor del Perdón, El Calvario, El Crucifijo y la Virgen de los Dolores. 

Procesión de la Caridad o Comida de los Presos 

Algo propio y típico de Popayán es el desfile procesional de viandas, frutas, cigarrillos y bebidas gaseosas, que portados en anditas especiales y en bien repletas “chuspas” de papel, se lleva a cabo el Martes Santo a la una de la tarde. 

De la parroquia de la Catedral cuyo asiento está en San Francisco y precedida por la Cruz Alta, salen dos interminables filas integradas por niños y niñas de colegios y escuelas, señoritas y señoras, que custodiando una tercera formada por hombres sin distingo de edades ni de clases y colocada en el centro, se dirigen por la calle 4ª hacia el oriente, hasta la altura del Palacio Municipal, en donde se dividen en dos grupos con el fin de ir la mitad de ellas a cada una de las dos prisiones; filas que portan los magníficos potajes que serán consumidos por los reclusos de las cárceles y que les llevan la caridad y el fuego espiritual de la ciudad. 

“Sobre el origen de este acto que conmueve y oprime dulcemente el corazón, los “decanos” payaneses en el saber y amor de su terruño, nos han referido las circunstancias en que nació la hoy tan impresionante ceremonia de “la comida de los presos”: Se desarrollaba violentamente la revolución iniciada en 1860". 

Miércoles Santo 

Sale de la capilla de la Ermita y portan el estandarte de la Junta, el Comandante de la Policía y sus oficiales. El color rosa de sus flores expresa el gozo de la humanidad por su inmediata redención. 

Desfilan este día los pasos de: la Cruz Alta, San Juan Evangelista, La Magdalena, La Verónica, la Oración, el Prendimiento, los Azotes, el Señor Caído, el Amo Ecce Homo, el Amo Jesús, el Despojo, el Señor del Perdón, Cristo en agonía, el Crucifijo y la Dolorosa. 

Este pequeño templo, La Ermita, es de los más antiguos de Popayán, quizá el primero como que su forma de construcción sencilla lo retrotrae al medio siglo XVI. Su sencillez de factura lo salvó del Terremoto de 1736, en que se desplomaron todos los templos existentes en la ciudad y resistió a los embates sísmicos posteriores. 

Debido a estas circunstancias la Ermita sirvió de Catedral por algún tiempo a partir de 1782. Era el único templo en que los fieles se sentían seguros en aquellas épocas de fiero vulcanismo. 

“Nuestros padres consideraron que la imagen de Jesús Nazareno que se venera en la Ermita y que vino de Italia era la más perfecta de todas las de la ciudad”. Efectivamente es imponente y de una grandeza dolorida que conmueve. Sale portando la Cruz en la procesión del Miércoles Santo". “El calvario es también magnífico: vino de España en tiempos remotísimos” 

Jueves Santo 

Sale del Templo parroquial de San Francisco. Portan el estandarte de la Junta el Comandante del ejército y sus Oficiales. Las flores rojas de esta noche simbolizan el infinito amor que expresó Cristo al instituir la Sagrada Eucaristía. 

Los “pasos” de esta procesión son: La Cruz Alta, San Juan Evangelista, la Magdalena, La Verónica, el Señor del Huerto, El Prendimiento, El Beso de Judas, La Coronación, el Amo Ecce Homo, La Cruz a Cuestas, el Señor del Perdón, la Crucifixión, El Señor de la Expiración, El Cristo de la Veracruz y la Dolorosa. 

"Es la más completa, en cuanto sus catorce pasos representan casi todos los detalles cronológicos de la Pasión de Cristo. A esto se agrega la belleza de sus imágenes casi en su totalidad de origen español, a excepción de el Señor de la Columna, traída de Pisa y la del Santo Ecce Homo”. 

“El Cristo que está en el Calvario y se admira en el Camarín del Altar Mayor, es una de las imágenes más bellas, conocida por el nombre del Cristo de la Veracruz, por cuanto tiene incrustada una partícula de la propia Cruz donde expiró el Salvador Divino”. 

“Desde 1954 sale en la procesión del Jueves Santo el bello Cristo de la Expiración, copia auténtica del “Cachorro de Sevilla” y que fue tallado y encarnado en España por el artista José Lamiel en 1952”. 

“Fue donado al templo de San Francisco por el Doctor Guillermo León Valencia, quién refirió en alguna oportunidad que habiendo asistido a la procesión de Sevilla, se situó en un balcón alto y en una de las calles centrales de la ciudad. Al desfilar el paso frente a su balcón, la mirada del Santo Cristo denominado “El Cachorro” coincidió con la de nuestro querido amigo, quien extasiado ante aquellos dulces y penetrantes ojos, concibió la idea de obtener auténtica copia y traerla a Popayán para sus procesiones, anhelo que cumplió sigilosamente” 

Sobre el Templo de San Francisco de donde sale la procesión del Jueves Santo escribe el Maestro Valencia en 1937: “El propósito de los devotos payaneses de mediados del siglo XVIII fue crear un templo dedicado al Seráfico, el más espléndido y capaz de todos. 

Con sumo cuidado y largueza proveyóse a su edificación. No se escatimaba el dinero ni la asidua vigilancia de sus patrocinadores, que seguían paso a paso los detalles de aquella fábrica. Magníficos arquitectos, tallistas, orfebres, fundidores trabajaban de consuno preparando cuidadosamente todos los pormenores. Desgraciadamente el último tercio del siglo XVIII y los comienzos del siguiente fueron difíciles para la Monarquía española y las guerras con Inglaterra y Francia la hacían apelar a menudo a la largueza y fidelidad de sus colonias. Los fondos destinados a nuestro templo fueron a dar a las cajas reales para la defensa de la corona y no pudo seguirse el plan propuesto. Unos pocos altares de talla quedaron como recuerdo de aquellos anhelos frustrados; en los demás suplió el lienzo pintado, inclusive para el altar mayor, la obra de los escultores. Sólo quedó el púlpito como indicación de los propósitos y una custodia, un órgano (destruido) y los que no pudieron alcanzar algunas cofradías ricamente dotadas”. 

Las imágenes que salen en la procesión como propias de San Francisco son muy buenas. Se distinguen el Cristo, la Santísima Virgen, San Juan y María Magdalena que forman el Calvario en el Camarín de la Veracruz; el Señor de lo Azotes; las esculturas españolas del Señor de la Coronación, de la Crucifixión y de la Cruz a Cuestas. 

La procesión del Jueves es la más concurrida y solemne y la más numerosa en sus pasos. Para ella y la del Viernes Santo se reservan las personas que no pueden concurrir a todas. 

El Barrabás 

Relata el doctor Francisco Velasco Navas que “el Jueves Santo desde hace muchos lustros, existe la costumbre de sacar un preso de la penitenciaría, generalmente el que está próximo a cumplir su condena y colocarlo frente a la puerta del Banco de la República. 

“Barbado, con guardias y con pesadas y antiguas esposas o cadenas, aparece sentado en un banquillo, junto a una mesa, siendo la admiración de cuantos por allí transitan; al son de una campanilla anuncia su presencia y despierta siempre un sentimiento de compasión que se expresa en los donativos colocados en una gran charola, al alcance de su mano. Simboliza al malhechor que el pueblo hizo libertar para obtener la muerte del Señor. 

Viernes Santo 

Sale del templo de Santo Domingo, los cargueros llevan sobre los paños blancos una pequeña corona morada. Portan el estandarte de la Junta el Rector de la Universidad y sus Decanos, dos estudiantes selectos llevan la Corona de Espinas y los clavos, símbolos que pareciesen hallarse en las flores de las pasionarias. Desfilan también la orden ecuestre de los Caballeros del Santo Sepulcro y el Arzobispo. 

Esta procesión ha estado a cargo de los estudiantes de la Universidad quienes en otro tiempo se afanaban por presentarla muy lucida. Esta participación de la juventud la hacía muy simpática para todos. Ellos invitaban a sus relaciones a alumbrar el desfile, la organizaban, la regían, la cuidaban y dirigían la parte estética del arreglo de las andas y hubo años en que muy solemne y concurrida. 

Los pasos de este día son: La Cruz Alta, la Muerte, María Salomé, la Verónica, la Magdalena, el Varón del Martillo, el Varón de las Tenazas, el santo Cristo, la Piedad, las Insignias, San Juan Evangelista, el Santo sepulcro y la Virgen de la Soledad. 

Sábado Santo 

Es la última procesión de la Semana Santa. Sale de la Basílica Central. Las flores multicolores simbolizan el triunfo de la redención que Cristo alcanzó para el género humano con su vida, muere y resurrección. Los pasos de este día son: La Cruz Arzobispal, el Cirio Pascual, María Salomé, María Madre de Santiago, María Magdalena, el Ángel de La Resurrección, San Juan, San Pedro, Nuestra Señora de Pascua y Nuestro Señor. 

"Como señaló en su momento la Junta Permanente Pro-Semana Santa, no era de sana lógica realizar el entierro de Cristo y no celebrar con júbilo cristiano su resurrección” 

Esta procesión del Sábado Santo “rompe” con el carácter luctuoso de las anteriores: los cargueros visten túnicos y capirotes de color blanco marfil y paño y cordón rojo. Los pasos se adornan con flores de colores. La música es festiva, el público arroja pétalos de flores al paso de Cristo Resucitado y desde hace unos años se cantan saetas desde los balcones.