PERSONAJES Y ORGANIZACIONES DE LAS PROCESIONES DE POPAYAN
Lunes 22 de marzo, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses semanasanteros: 

Una descripción de los personajes y organizaciones que tienen bajo su responsabilidad planificar, organizar y realizar las procesiones de Popayán son el tema de hoy. Para el artículo hemos tomado párrafos seleccionados de "La procesión va por dentro. Semana Santa en Popayán, Ministerio de Cultura, Museo Nacional de Colombia, febrero,
2003". 

Cordial saludo, 

*** 

Personajes 
Semana Santa en Popayán 
La procesión va por dentro 
Ministerio de Cultura 
Museo Nacional 
Fragmento 
Febrero, 2003 


Junta Pro Semana Santa 

La Junta Permanente Pro Semana Santa, creada en 1939, tiene a su cargo la organización de las procesiones, el diseño, la consecución de recursos para su financiación, la reglamentación y control de su cumplimiento por parte de los participantes y las relaciones interinstitucionales, la conservación y restauración de imágenes y elementos, aunque éstos sean propiedad de la iglesia arquidiocesana y patrimonio de la ciudad. 

Síndico 

Persona encargada del cuidado, conservación y arreglo de todos los elementos que conforman el paso y que, además, debe dirigir la "armada". De igual forma, es quien elige a los cargueros y los "acoteja" según su estatura. La sindicatura puede ser ejercida por una persona o por una familia. Su designación la hace el párroco de cada iglesia. Por lo general, esta labor se hereda. 

Carguero 

Es la figura central de las procesiones. Es un oficio que por lo general se hereda, aunque se puede conseguir. Sobre él recae no sólo el peso del paso, sino la responsabilidad inmensa de cargarlo bien. 

Sobre la cabeza llevan un gorro o capirote, de la misma tela de la túnica, terminado en una punta sobre la nuca y deja el rostro descubierto a diferencia de los cargueros de otros lugares que, por lo general, lo llevan cubierto. Calza alpargatas blancas de cabuya. Sobre el paño, un cordón o cíngulo, símbolo de humildad. 

Regidor 

Con frac, blancos guantes, delgada y larga cruz negra a manera de bastón de mando, el regidor encarna la autoridad durante el desfile sacro. Cuida todos los detalles para que la procesión mantenga su solemnidad. 

Alumbrante 

El ciudadano común y corriente, no comprometido directamente en la organización, hace presencia, también en actitud ritual, mezcla de fe, tradición y civilidad, desfilando sobre los bordes de los andenes y acompañando los pasos con cirios encendidos. Su presencia crea una corona de fuego que acompaña la procesión. 

Sahumadora 

Con su vistoso y artístico traje de ñapanga, nombre con que antiguamente se denominaba a las muchachas del pueblo, desfila cargando un sahumerio de barro, que suelta incienso. Éste va adornado con flores del día de la procesión y debajo de él lleva un paño. Las sahumadoras desfilan delante de los pasos en los cuales van las imágenes de Cristo o de la Virgen. Los vestidos están conformados por una falda de bayeta, un paño de lana paretada de colores, una blusa de encajes obligatoriamente elaborada a mano, que lleva en los bordes una cinta que hace juego con el color de la falda; alpargate suelto, un pañuelo de algodón también bordado agarrado a la cintura de la falda; una cinta en cada trenza y otra a manera de balaca; panderetas en filigrana de oro, una cinta negra en la garganta y una cruz en filigrana de oro. 

Monaguillo 

El segundo aviso de que la procesión está cerca lo da el monaguillo, quien hace sonar su aguda campana. Es el responsable de alejar los malos espíritus; el Jueves y Viernes Santos la campana es sustituída por la matraca que anuncia la muerte del Señor. Al mismo tiempo, se encarga de purificar el ambiente con el incienso. 

Moquero 

Vestido de la misma manera que los cargueros, pero con una talega terciada, el moquero tiene la responsabilidad de limpiar la cera que chorrea, o "mocos", de los altos cirios que iluminan los pasos, los cuales recoge en la bolsa que lleva consigo. Los niños que tienen a su cargo esta misión aprovechan el descanso de los cargueros para efectuar su trabajo. Son escogidos entre los postulantes y su edad debe estar entre los 9 y 12 años. 

Músicos 

La música ocupa un lugar importante en las procesiones e incluye coros, orquestas y bandas. El Festival de Música Religiosa está asociado con la Semana Santa.