SIMMONDS II
Martes 27 de julio 1999
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Carlos César Perafán Simmonds ha tenido la gentileza de complementar nuestra nota sobre Carlos Hauer Simmonds distribuída por ésta Red, el pasado 10 de julio. Amalita Grueso de Salazar y quien escribe éstas líneas, agradecen de manera muy especial a Carlos César por dejarnos conocer ésta parte de la impresionante vida del patriarca Mr. Simmonds.

""" . . . La mujer con quien Mr. Simmonds -como se le conocía a Carlos Hauer Simmonds- se casó en Los Estados Unidos, fue Rosa Zamorano. Cuando él llega a Santa Marta, se enamora de Mercedes Viana, de cuya unión nace Carlos Mario, mi abuelo. Parece que ellos no lograron estar mucho tiempo juntos ya que menudo era el escándalo y la familia de Mercedes la extradita a Italia. De ellos descienden -por lo materno- dos familias de Santa Marta, los Socarrás y los Zúñiga. Por lo que tengo entendido, "Mr. Simmonds" se quitaría el apellido Hauer para ponerse el materno. Simmonds es un aglicismo del nombre judío Simón. De acuerdo con nuestra tradición oral -que no cetteza-, los Simmonds eran juddíos originarios de Malmo, Suecia, trasladados a Inglaterra; los Hauer de Gehaus -Eisenach-, Alemania.

De su alianza surgió una empresa comercial con ramificaciones en Londres, Suecia, Alemania, EE UU (de donde vienen los fundadores de la Good Year de Akron. Mi tío Edgar Simmonds -el viejo- contaba que había visitado a sus parientes en Akron en alguna oportunidad y que poseían el mismo daguerrotipo del padre de Mr. Simmonds que colgaba frente al piano de Calibío) y América Latina (también hay Simmonds en Guayaquil). Era la época del mercantilismo y ésta familia aprovechaba sus lazos de parentesco para establecer operaciones de comercio, impo-expo, llamaríamos hoy en día, lo que incluía la exportación de añil y caucho. En cuanto al "impo", mi abuelo mantuvo, en donde funcionaría el café Alcázar, una tienda de objetos importados hasta mediados del siglo, en donde se compraba las gafas por números de miopía, se encargaban a Delf o a Meissen las vajillas con las iniciales de las señoras payanesas o se ordenaban telas, vestidos, sombreros o plumas de avestruz del catálogo de Le Bon Marché de París -del año anterior, por supuesto-.

Las acciones más recordadas de Mr Simmonds (Carlos Hauer Simmonds) fueron sus expediciones a la Sierra Nevada de Santa Marta, cuya tercera elevación llama Pico Simmonds y su quijotesca empresa de navegación en el río Cauca, a partir de Puerto Simmonds -hoy Juanchito-, trayendo dos buques de Bristol a Buenaventura, desarmándolos en la costa, transportándolos a lomo de indio a Cali y rearmándolos en Puerto Simmonds, ambos naufragados tras años de servicio. Su muerte está relacionada con la venta de Juanchito, en una de cuyas cláusulas el comprador se comprometía a respetar la posesión de los negros explotadores de arena de ese sitio, que el comprador incumpliera, lo que Mr Simmonds consideró causal de rescisión del contrato, motivo del artero balazo... Carlos C. Perafán S. ... """

Cordial saludo,
1