SEMANA SANTA PAYANESA: II
Martes 18 de abril 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Popayanenses:

El creciente interés por las actividades semanasenteras de los payaneses no residentes en la Ciudad Blanca, se está registrando en el incremento diario que está teniendo el acceso a la página Internet de El Liberal. Cada dia se acercan más patojos a ellas, según nuestras estadísticas. Dicho periódico nos trae hoy, entre otras, agradables noticias descriptivas sobre La Verónica de Santo Domingo y el Festival de Música Religiosa. Transcribimos en esta oportunidad, únicamente parte de ellas, e invitamos a aquellos que deseen leer los textos completos accesar al El Liberal de hoy.

Historia del paso La Verónica de Santo Domingo
Por: Tulio Enrique Mosquera Guevara

La Junta Permanente Pro Semana Santa, tomó la decisión de hacer en la Misa del Carguero el Lunes Santo, un reconocimiento a la familia Mosquera Guevara en razón a que el "paso" de la Verónica de Santo Domingo que desfila en la solemne procesión del Viernes Santo, completa cincuenta años bajo la sindicatura de la familia. Este gesto de la junta ha hecho recordar cómo se hizo el "paso".

Corría enero de 1950 cuando el Padre Jacinto Zamora, de la Comunidad de los Dominicanos, quienes regentaban la Parroquia de Santo Domingo le envió una carta a mi padre Manuel Antonio Mosquera Canencio mediante la cual lo designaba Síndico del Paso de La Verónica y nada más; no le entregaban ni imagen, ni andas, ni paramento alguno; los síndicos salientes, unos señores de apellido Murillo, no devolvieron nada a la iglesia y hubo que empezar de cero la "construcción" de La Verónica; acompañado mi padre de Don Luis Antonio Bonilla C., paradigma del carquío y de amor semanasantero, encontraron en el coro de la iglesia del Carmen, la cara y el torso de una Virgen, que al parecer era la del pesebre de ese templo. Don Luis, con la habilidad que lo hacía tan especial le construyó el cuerpo de "farol"; mi tía Isabel Mosquera le hizo el vestido en damasco dorado y la capa bordada en hilos de plata y oro fue tomada de antiguos ornamentos sagrados de la iglesia de Santo Domingo; las andas, de puro cedro sus carteras, jarras y varetas y de comino la armazón fueron encargadas al Maestro Higinio Santacruz.

El trono lo elaboró otro carguero y Decano Don Armando Illera Luna; ese primer año desfiló con los falsos, las arandelas y las mallas del Señor del Perdón facilitados por su síndico Don Gerardo López Cuellar y la aureola era la de San Cayetano que mi papá tomaba prestada un poco subrepticiamente aprovechando la costumbre de cubrir los altares con lienzos morados. El Divino rostro que portaba en sus manos era un óleo sobre seda pintado por el Doctor Antonio José Tafurt.

Con el transcurrir de los años, La Verónica de SantoDomingo, fue adquiriendo su propia riqueza, los falsos y las arandelas, eran de cobre plateado y antes del terremoto, la Junta Pro Semana Santa la dotó de unos nuevos de plata alemana, al igual que las mallas de plata. Don Luis Bernal, devoto Carguero, le regaló un hermoso vestido de terciopelo rojo, bordado en canutillos y lentejuelas por las monjitas de Belén; el carguero, Decano y destacado joyero Don Deyton Fletcher le donó la aureola hecha en plata dorada con hermoso trabajo de repujado y calado del metal y en 1969, el también Decano y muy destacado artista Don Libio Paz Navia le obsequió el más hermoso de los Divinos Rostros que desfilan en las procesiones y por encargo de la Junta, Don Tomás Ibarra Castro, enchapó las carteras en carey; fue el último trabajo del inolvidable Tomás. Hasta 1984, mi padre se desempeñó como síndico, siendo reemplazado por mi hermano Rodrigo hasta la fecha y conseguridad será sucedido pronto por alguno de sus semanasanteros hijos, quien continuará con la tradición de hacer del "paso" una escuela de cargueros.

*** Festival de Música

Por HERNANDO CARO MENDOZA

Se inició el pasado Domingo de Ramos, en el Teatro Municipal, el festival de música religiosa de este año con un concierto a cargo del Coro "Ars Humana" de Bogotá. Este coro esta integrado por unos veinte jóvenes de la Universidad Javeriana, dirigidos en la actualidad por dos músicos de considerable trayectoria tanto en el país como en el exterior: Ricardo Jaramillo (1965) y Carlos Federico Sepúlveda (1976). Desde los primeroscompases de la obra inicial del programa, la divertida ensalada "La Negrina" de Mateo Flecha (dirigida por Sepúlveda) se mostró la gran calidad del grupo: excelente afinación, fraseo fluido e inteligente, alegría y vivacidad. Voces frescas -algunos solistas muy dotados- interpretación sensitiva, que deja entrever un trabajo cuidadoso y profesional.

Excelente también la segunda obra del programa, una amable y nostálgica Canción del Atardecer de Rheinberger, trabajada con cuidado y sentido del estilo. Correspondió luego el turno al otro director, Ricardo Jaramillo, quien enfrentó dignamente el desafío de uno de esos extraños y poderosos madrigales de Gesualdo, prí'ncipe de Venosa (aquél que mandó matar a su mujer adúltera). Salvo alguna timidez en las disonancias, el trozo "Omnes amici mei", tenía toda la fuerza y el estilo y los jóvenes del coro muestran comprensión cabal del tejido contra puntístico. Finalizó la primera parte con otra de las hábiles y entretenidas ensaladas del viejo Flecha (compositor catalán del siglo quince) la titulada "La Bomba". Efectos tal vez más fáciles que los de la primera, su alegría y su clara y diestra textura fueron también muy bien presentadas por Jaramillo.

Festival de Musica Religiosa Treinta y siete años de música religiosa

El Liberal.

Por trigésima séptima vez consecutiva la organización del Festival de Música Religiosa de Popayán vuelve a cumplirle a la cultura caucana, con la realización de uno de los encuentros musicales más importantes de América Latina y el mundo, el Festival de Música Religiosa.

En él, desde el pasado Domingo de Ramos, los payaneses y turistas han podido deleitarse escuchando las melodías de una gran partitura de hermandad, con treinta y siete años de tradición. Para los conciertos de abono que se vienen realizando en el Teatro Municipal Guillermo Valencia se contará hoy Martes Santo con la participación de Venezuela como país invitado, su presentación estará encabezada por Cappella Monteverdi y Syntagma Ensamble.

Colombia por su parte ha estado repreentada por el Coro Ars Humana de Bogotá y por el connotado pianista payanés Eduardo Rojas.También estará ampliamente representada los días Miércoles Santo y Jueves Santo por la Orquesta Filarmónica de Bogotá y el Trio Filarmónico de Bogotá.

Cabe recordar que al igual que en años anteriores, el Festival de Música Religiosa continuará realizando los tradicionales conciertos populares en la Arcada de la Herrería, los cuales comenzaron ayer con el grupo Cantaclaro.

Esta versión del festival resulta ser una prueba más del deseo de superar las adversidades de los Colombianos.

Cordial saludo,