ERNESTO SAA VELASCO
Domingo 30 de julio, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Ernesto Saa Velasco, distinguido abogado quilichagüeño, ocupa la página de hoy,
con la pluma de Guillermo Alberto González Mosquera.

Cordialmente,

***

ERNESTO SAA VELASCO
(1931)
Por: Guillermo Alberto González Mosquera


Lo que distingue a Ernesto Saa Velasco entre sus compañeros de generación es su inextinguible vocación universitaria. Practicada por más de cuarenta años en la Facultad de Derecho de la Universidad del Cauca - de la cual egresó a mediados de los cincuenta como uno de los más sobresalientes alumnos de su generación- no la ha reducido a dictar una clase con estilo magistral, repitiendo anualmente una serie de lecciones teóricas, sino que la prolonga más allá de las aulas, a la manera socrática, dando a sus estudiantes la oportunidad del diálogo creador. Con el Maestro Saa hay lugar a la controversia, porque sus tesis son controvertibles y contestatarias, pero el debate se realiza al más alto nivel, desechando dogmatismos y respetando al contrincante. Quiere convencer, de ninguna manera imponer. De allí el respeto que se ha ganado en el Claustro y fuera de él.

A Saa Velasco le cabe ampliamente el título de Maestro que le ha sido otorgado por sus propios discípulos. No podría concebirse la fisonomía misma de la Facultad de Derecho de la Universidad del Cauca - una de las escuelas de Leyes más antiguas y prestigiosas de Colombia- prescindiendo de la actuante presencia de este profesor disciplinado y profundo conocedor del tema del Derecho Constitucional. En desarrollo de su tarea académica ha escrito y publicado tres importante obras jurídicas: "Teoría Constitucional de Colombia", "Teoría Constitucional General" y "Los procesos Políticos Colombianos y sus Hombres", todas ellas con varias ediciones. En este sentido su aporte a las Ciencias Jurídicas y al pensamiento político colombiano ha sido trascendente y de señalada importancia para la enseñanza del Derecho en el país.

Nacido en Santander de Quilichao en el norte del Cauca, en el seno de una familia tradicional, de estirpe conservadora y profundamente católica, este abogado y pensador evolucionó ideológicamente a través de largas jornadas de reflexión y estudio, que lo llevaron a dar el salto hacia una posición dialéctico-histórica, de profunda convicción marxista, que se pone de presente en sus estudios de Derecho Constitucional. La presencia del Cura Camilo Torres en la escena política colombiana y su posición de rebeldía contra el establecimiento, definirían su alinderamiento político de izquierda.
Para Saa, el estado es la "violencia institucionalizada de los factores de poder dominantes en el fondo de una estructura social". En sus obras la expresión "legitimidad social", denota el consentimiento espontáneo, discernido lentamente que el conglomerado social brinda al estado, a sus determinaciones "porque se ajustan a las realidades comunitarias de satisfacción y progreso". Ese tipo de "legitimidad social" es sustancial y presta atención al contenido antes que a la forma, a la extensión de la base social que ofrece el apoyo al estado, "es medible y lo importante es el favor del mayor número". Su concepción de la sociedad, es la de ente "heterogéneo, desigual, con dominación y explotación" y el poder económico y tecnológico "se concentran en focos cuyas decisiones se extienden en todos los niveles sociales". Esos rasgos abarcan la sociedad mundial o planetaria. Refiriéndose al tema de la violencia, afirma que la violencia del estado presenta múltiples versiones y que las más delicadas son las de "represión política directa y la potestad de castigar o poder punitivo". El estado recoge esas determinaciones de poderío y las impone con fuerza: "la acción del estado expresada en las leyes, decretos, legislación, actos administrativos o jurisdiccionales, son coactivos, irresistibles".

El doctor Saa reside en Popayán y continúa dictando su cátedra en la Universidad del Cauca, pensando y escribiendo, dialogando como siempre con los estudiantes y rodeado del un respeto creciente de la comunidad académica.