GENERAL AVELINO ROSAS CORDOBA
Sábado 20 de septiembre, 2003
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Un día como hoy, 20 de septiembre de 1901 es asesinado el General Avelino Rosas Córdoba. El General nació en La Orqueta, después llamada Dolores y luego Rosas, el 15 de abril de 1856. Fueron sus padres Juan José Rosas y Rosa Córdoba.

Al estallar la revolución de 1876 se enroló en las filas del gobierno y combatió en La Granja, Los Chancos y Manizales. En 1899 con motivo de la sublevación del general Payán, Rosas lo acompañó en la acción de armas del Amaime, siendo uno de los vencedores.

En agosto del año siguiente concurrió a la asamblea reunida en Popayán. En 1885 ingresó al radicalismo Liberal, se levantó en armas contra el gobierno y venció al enemigo en el paso de Moreno, conquistando por su valor, inteligencia y pericia el grado de general.

En Cresta de Gallo, con sesenta hombres asaltó a más de seiscientos, quedando vencedor. Durante la revolución de 1885 venció en Paso de Moreno y conquistó el grado de general.

En Roldanillo fue hecho prisionero y llevado a Cali, logró lugarse de la cárcel y continuó la campaña en los montes del río Cauca, hasta la derrota del ejército rebelde del Norte.

En 1887 tomó parte en los acontecimientos políticos de Bogotá y por este hecho fue desterrado con muchos compañeros a Venezuela. En este país tomó parte activa en una revolución legalista que derrocó al general Andueza Palacio. Triunfante el general Crespo lo hizo prisionero y mandó encerrarlo en la Retonda, y poco después de 1892 fue desterrado de dicho país.

El 1895, estando en Curazao el general Antonio Maceo lo invitó a luchar por la independencia de Cuba. En 1895, encontrándose en Nueva York partió para la nombrada isla donde se encargó de la organización del Estado Mayor. En ese país asaltó al jefe español Castellanos y triunfó en Matanza, Punta Brava, Cascorro y Minas. Estas acciones le conquistaron el sobrenombre de "León del Cauca".

El general Máximo Gómez lo nombró jefe de la vanguardia del ejército hasta la terminación de la guerra, conquistando al cabo de ella el grado de general del ejército cubano.

Al estallar la revolución colombiana de 1899 regresó al país y penetrando por el oriente fue derrotado en Matamundo, cerca de Neiva, y hecho prisionero en lugar inmediato a Santa Rosa de Cabal.

Llevado a Buga se fugó de la cárcel y combatió en las montañas de Pavas donde antes había iniciado la campaña de 1885.

De paso al Ecuador invadió la República por el Carchi y el 20 de septiembre fue herido y cayó prisionero en el combate de Puerres y conducido a un calazbozo donde fue vilmente asesinado el mismo día en compañía de su ayudante y secretario José María Caicedo.

En honor a su memoria la población de su origen lleva el nombre de Rosas.

Cordial saludo,