REMINISCENCIAS DE UN PATOJO
Sábado 2 de abril, 2005
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

José Miguel Olano Cucalón, carguero durante muchos años por sangre
y tradición, de los Pasos: Los Azotes en la Procesión del Jueves Santo
y Las Insignias del Viernes Santo, por este tiempo siente añoranza al
no poder estar debajo del anda de sus pasos preferidos. Transcribimos
el artículo que ha escrito con este motivo. Muchas gracias
al galeno José Miguel.

Cordialmente, 

***
¡REMINISCENCIAS DE UN PATOJO!.
Por: José Miguel Olano Cucalón

¡Es Popayán y todo el Cauca una fuente de inspiración y sentimientos...! No me gusta la nostalgia por lo que no tengo, pero prefiero darle aire a lo que aún existe.

Hoy en tierras lejanas siento las maravillas de unas reminiscencias por mi tierra y mis ancestros que brota por mis venas y con amor la madre tierra Popayán que hoy reclamo. La tristeza de mis penas y la historia de ese lindo Valle de Pubenza que mi ardiente corazón llama.

La sabiduría otorgada por los patriarcas de mi amada Popayán me despierta y recuerda una feroz batalla en mi interior: La de la envidia por quienes gozan de los frutos de estar en Popayán contra el amor de mis reminiscencias que llenan mi ser y que ahora van ganando.

Siempre frente a un fuego ardiente quemo esos malos sentimientos y doy albergue a los buenos que realmente traen paz y consuelo a mi alma patoja. Reminiscencias llevo por las calles de ésta lejana tierra donde vivo y en ésta Semana Santa los pasos, las sahumadoras, las granadillas, el ají de maní, La Urbanización Caldas, Calibío y sus gentes como los Angulo, Arboledas, Ayerbes, Castrillón, Caicedos, Iragorris, Mosqueras, Negret, Olanos, Obandos, Velascos, Zambranos y muchos más donde todo se mezcla cómo ingredientes de una gran receta de cocina avivan un sentir único en mi alma y mi memoria así se llena de reminiscencias hermosas.

Cómo dijo Borges:"¡La memoria no es un sepulcro para recuerdos muertos es la inmortalidad de la obra de otros ... , la que dejamos mas allá de la muerte corporal ...!."

Popayán, tierra fértil de amor y esperanza, en tí reina la eterna primavera, eres fuente de dulce remembranza donde canta la alondra mañanera, a tí quiero volver sin más tardanza para borrar de mi vida ésta quimera y convertir para siempre mis penas en las alegrías de vivir y quere morir en tu suelo Popayán.

Bueno es ¡mi sentimiento patojo! ... una manera de sentir que estoy en Popayán.

Saludos 

J.M. OLANO C. MD, & HIJAS.