RAFAEL TOBAR GÓMEZ
Marzo 3, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Durante las vacaciones, tuve el placer de visitar el estudio de Rafael Tobar Gómez en Miami. Rafael, además de crear su conocidísima página cibernética y antiguo radioaficionado (KC4VSB), es compositor musical, de canciones, de poesías; pintor de cuadros conocidos, fotógrafo y productor de una página de chistes y caricaturas. Mi visita a su estudio se concentró a su música electrónica, fotografías sobre Popayán y su colección de discos. Aún conserva el sintetizador que aparece en la fotografía de su página Internet. Este fue uno de los primeros elementos con que contaron los productores de música electrónica. Me hizo una demostración reproduciendo unos diez sonidos, entre ellos los correspondientes al violín, piano, obóe, bajo, etc. Con este instrumento creó sus primeras melodías electrónicas, de las que también compuso su letra.

Manejar este instrumento es muy difícil, pues a oído y mediante la combinación manual de seis reóstatos se logra cada una de las notas del respectivo instrumento que hace parte de la orquesta en una partitura determinada. ¿Se imaginan ustedes la paciencia y tiempo de los que hay que disponer para ajustar, a oído, cada una de las notas y por instrumento, para una sola canción? Ahora se utiliza para sonidos de anuncios de propaganda, para cine, p.e. huracanes, sonido del mar, truenos, etc.,etc. Pero Rafael cuenta en la actualidad con su PC investido con programas poderosos, mediante los cuales coloca una nota en pentagrama y su sonido lo reproduce en cualquier instrumento, por ejemplo violín, obóe, piano, trompeta, etc.,etc. En un pentagrama limpio, escribió las primeras notas de El Sotareño y luego su PC reprodujo el sonido de los varios instrumentos: flauta, violín, piano, etc. Luego los mezcló y obtuvo nuestro hermoso Sotareño tocado en forma impresionante.

Si el PC toca una melodía cualquiera, puede imprimir su correspondiente partitura Las composiciones más conocidas de Rafael: Miel de abeja, Remembranzas, Sé que me quieres, las está regrabando con muchos más instrumentos y óptimo ambiente y el producto final realmente es impresionante. Dentro de poco, por medio de sus CDs, podremos deleitarnos con sus composiciones cantadas por él mismo y con un ambiente musical excelso.

Rafael está trabajando en un libro sobre Popayán, enriquecido con un conjunto de fotografías de los años 30s y 40s seleccionadas de los miles de negativos que heredó de su tío monseñor Guillermo Diomedes Gómez. Está empeñado en una larga y ardua labor. Tuve el privilegio de admirar parte de su trabajo. Realmente es un gran esfuerzo el que está realizando.

Rafael posee una colección de discos ¡con más de 15.000 canciones! Casi no hay canción e intérprete que no está en su archivo. Ahora tiene por Internet un programa de intercambio de discos, que recién inició y que ya ha obtenido importantes respuestas, sobre todo de España. Tuve oportunidad de admirar la partitura de "Tristezas" el primer bolero que se hizo a finales de 1885, compuesto por el cubano Pepe Sánchez, y que escuché el pasado septiembre en la casa de Alberto Guitis en las afueras de Popayán. Sea ésta la oportunidad para agradecer a Rafael Tobar Gómez por las inolvidables horas que pasé en su estudio, admirando parte de su arte.

Cordial saludo,