LA FUNDACION DE QUILICHAO
Lunes 2 de febrero, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Hernán Franco Ramírez nos cuenta cómo el Adelantado Sebastián Moyano de Belalcázar fundó la actual ciudad Santander de Quilichao.
Nuestros agradecimientos para Hernán por la valiosa información histórica.

Cordial saludo,

***
Legado Histórico de Quilichao
Fundación de Quilichao
Por: Hernán Franco Ramírez


El Llano de Quilichao estaba en la ruta ya establecida para el tráfico de la vía que unía el extremo norte de la provincia, es decir, Cartago, Buga y Cali con Popayán y continuaba hacia el sur a Pasto y seguía a Quito, que era la capitál de toda ésta comarca. Desde éste Camino Real, los conquistadores hacían viajes laterales de exploración, ampliando en ésta forma su esfera de influencia en éstas ricas zonas.

En el año de 1540 bajo Cédula Real, Don Sebastián de Belalcazár recibió de la Corona Española el nombramiento de Gobernador para la Provincia de Popayán con base en esa ciudad. Fué así como él prosiguio a visitar el territorio bajo su control. Viajó a Neiva, y en su plan de ruta, el regreso lo haría por Cali buscando una nueva vía a través de la Cordillera Central de los Andes. Fué así como llegó al Llano de Quilichao por la depresión de Munchique, ya que ésta le ofrecía un fácil descenso hacia el Valle del Río Cauca.

El viaje desde Neiva no fué placentero para Don Sebastián de Belalcázar, pues él fué víctima de duros ataques por parte de los aguerridos indios oriundos de ésta zona, tales como los Paéces y los Toribíos a los que se le sumaban los Pijáos, que eran antropófagos. Éstos primitivos moradores constantemente asediaban ésta expedición y no les daban tregua en una guerra sin cuartel con que ellos defendían sus sagradas tierras, así como todos sus haberes y pertenencias perseguidos por la codicia de los invasores.

Desde el Llano de Quilichao, Don Sebastián de Belalcázar prosiguió su viaje y através del Bajo Quinamayó llegó a las riberas del Río Cauca, donde tambien fué atacado y asediado por los indomables indios Timbas, muy temidos en toda ésta zona. Después de ésta dura experiencia, Don Sebastián regresó al Llano de Quilichao, donde decidió dejar un contingente de tropas, las que servirían cómo primera linea de defensa para la protección de Cali y al mismo tiempo regularían el tránsito normal en la vía que conduce de Cali a Popayán. A ésta localidad le asignó el nombre de: Jamaica de los Quilichaos.

Es común en Hispanoamérica el no encontrar los correspondientes documentos que nos permitan analizar sobre ellos los eventos registrados en las fundaciones de las ciudades que hoy existen. Por múltiples razones, los adecuados honores y registros de rigor no se hicieron, o no se llevaron a cabo, o no se levantaron las respectivas actas con las ritualidades de la época. Por otra parte, si éstos se hicicieron, y hoy no se encuentran, ésto se debe a olvidos o cambios de sitios, incendios, terremotos u otras causas fortuitas.

También hay que recordar que éstas fundaciones de ciudades se hicieron durante una guerra de conquista en la cual éstos asentamientos cambiaron de manos varias veces y en más de una ocasión fueron completamente arrasadas por el bando que tomaba posesión del lugar en ésta despiadada, cruel y desigual lucha entre los valerosos nativos y los bien equipados conquistadores peninsulares.

Hernán Franco R. Legado Histórico de Quilichao ( 2-2-2004 ) Houcelcorp@aol.com