POETISAS CAUCANAS
Jueves 6 de marzo, 2003
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Ahora que se acerca el dia de la mujer, encontramos un gran artículo sobre los valiosos y merecidos premios nacionales que lograron tres poetisas caucanas. Nuestras felicitaciones para cada una de ellas y he aquí la transcripción del mencionado artículo.

Cordial saludo,

***

Premios para las poetas caucanas
Poesía con alma de mujer

El Liberal
Marzo 6 de 2003

Los primeros premios del "XII Concurso de Poesía de la Mujer: Encuentro Nacional de Poetas Colombianas. Ediciones Embalaje, Museo Rayo 2002" fueron otorgados a tres caucanas quienes con su discurso poético lograron persuadir al jurado y estremecer al público en la población de Roldanillo al Norte del Valle.

Con la obra "Ciudad sin nombre" María Edith Murillo Fernández, docente de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad del Cauca, fue la ganadora del Gran Premio con edición de este certamen literario reconocido a nivel nacional.

Igualmente Luisa Fernanda Bossa, una joven estudiante de Derecho de la Universidad del Cauca obtuvo el Primer Premio sin edición con su poemario "Últimos días" y la docente y abogada egresada de la misma Alma Máter, Hilda Inés Pardo, se hizo acreedora al Segundo Premio sin edición con el libro poético ‘Teoría de los objetos’.

El veredicto del jurado integrado por reconocidas escritoras del ámbito nacional como Agueda Pizarro, Margarita Galindo y Ruth Cepeda falló a favor de estas payanesas que con su sensibilidad y versatilidad fueron merecedoras de este reconocimiento.

Anualmente el maestro Omar Rayo cita a todas las poetisas del país a participar en este espacio de creatividad en donde las concursantes dan a conocer sus obras y las mejores son premiadas.

Sus versos y prosas

Licenciada en Literatura y Lengua Española de la Universidad del Cauca con una Maestría en Lingüística Hispanoamericana con beca del Instituto Caro y Cuervo, además de una Especialización en Pedagogía de la Lectura y la Escritura, Mary Edith Murillo Fernández, ha publicado varios artículos entre ellos "Lo biológico del lenguaje humano", "La adquisición de una lengua en el Modelo de Chomsky", "La autobiografía: vida, memoria y escritura", "Los procesos de lecturas y escrituras en la construcción curricular", y "El voceo en el habla de Popayán" el cual le significó a la docente una invitación del Comité Científico del Instituto Cervantes con sede en París para participar en el II Coloquio Internacional de Pronombres y Fórmulas de tratamiento de Lenguas Europeas.

Para Luisa Fernanda Bossa quien escribe desde los cuatro años ha sido una fortuna aprender de los grandes poetas que según ella ":encierran un sentido de lo que es ser persona". De otro lado esta joven se ha sentido "atraída por la palabra y sus silencios" a través de los talleres permanentes de formación literaria junto al escritor Felipe García Quintero, quien le ha brindado la oportunidad de ahondar el campo literario en un espacio de sensibilidad para crecer como escritora. También la presencia, apoyo y sabiduría de los poetas Giovanni Quessep y Gloria Cepeda Vargas han sido fundamentales para enriquecer su experiencia.

La magia del poeta según Luisa se debe a que sus musas no aceptarían que se les descifre y cita a su admirable amigo Quessep quien lo traduce de esta manera en su "Carta Imaginaria": "Los ojos del poeta están tejidos de un cristal mágico, en su pasión tienen la esfericidad de los cielos y de su música extremada. A medida que se distancian de lo real, hallan la verdad de la poesía, o duración de las fábulas, que es el alma"...continúa narrando la poetisa; "mi obra trata de ese otro camino que uno no recorre...para mi la poesía, como lo digo en mi arte poética, es el fósil de un pensamiento que naufraga como el canto en un barco...y aunque quede en ella la existencia de una parte indecible, que se pierde un mar de sangre tibia como insondable calavera, hablar del lenguaje sería como hablar del universo, siempre en expansión" y termina: "es en fin, el retrato de una urgida sensibilidad de acontecer la trascendencia de otro día...hasta el último."

El poemario de Hilda Inés Pardo nació después de haber escrito anteriormente otras dos obras de cien poemas cada una, "Teoría de lo objetos es la relación del hombre con los objetos dándole vida a estos seres inanimados, además es una ruptura con relación a los textos anteriores ya que es una propuesta nueva en la construcción del poema"

El amor y en general los temas tradicionales de las mujeres son parte de su obra ganadora. Desde hace 15 años se ha dedicado a la literatura y ya son 7 los libros de poesía que Hilda ha escrito gracias a que todo su trabajo ha salido del "Taller Literario Altazor" que inicialmente funcionaba en la Casa de la Cultura y del cual han salido otros poetas premiados nacionalmente.

*Espantapájaros
De: Luisa Fernanda Bossa

Me espera un
hombre silencioso,
en su agujero,
la mirada asonante,
hace un acercamiento débil
a la umbría de mi cuerpo.

Su sola sombra me devasta,
y me aleja,
amarilla en su arado,
estiércol, al llegar la calma.

No se detiene en su sosiego,
y mi piel foránea
se distrae.

Su campo dilata
las plumas que le esconden,
y el vuelo que
ensancha el hambre que le teme.

Socavo cada grano
tras las aves que
derriban su esplendor.

Quietud de pájaros sin trigo,
él solo vislumbra su maíz.

*Poema dedicado a su hijo Felipe que no nació
De: Maria Edith Murillo Fernández

Me fatigo pensando
cuántas serpientes habrán entrado
a tu cuarto
mientras tu cuerpo
echa raíces azules sobre el mar
cuántas mariposas habrán dejado sus alas
mientras el tallo
ya sin hojas
se consume bajo el sol.

Ahora yaces sobre la montaña
y el viento agotado
sopla el fuego
para que la llama del leño
no agonice

*Ishabel

El plástico y artificioso día en los objetos
la cara del dinero en todos los cuerpos
la velocidad y la brevedad del minuto
y la eternidad atrapada en los cronómetros

La belleza que tortura a los días
y los días que amenazan con ser todos iguales y uno
Unas puertas invisibles, temidas y ultrasónicas
que no queremos ni nombrar nos llaman
y nos impiden devolvernos ...

Los objetos posponen y usurpan el nombre
y los sentidos de los seres
sustituyen y oxidan los cuerpos atléticos

Las pantallas de cualquier tipo nos atrapan
y nos lanzan al borde del no tiempo
y de la angustia ajena

En cada instante hay un aparato
Y después de cada instante un hombre
silicón, metálico, nuclear, un hombre enfermo
Inútil huir del ejército de electrodomésticos
y otros artificios

Todos nacen de los sueños mecánicos
del tiempo libre...
Algo y mucho más nos separa de los múltiples objetos
sobre todo cuando el cuerpo sufre
la ruptura de su cosmos.