SENSIBLE FALLECIMIENTO
Miércoles 1 de febrero, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos de la Red:

La noticia de la muerte de Amparo Guzmán Rosero de Perini en la ciudad de Pasto el 28 de Enero me tomó de sorpresa aunque me había enterado de sus quebrantos de salud desde hacia dos años en que la visité en su casa en Pasto.

Su sencillez, amabilidad, vitalidad y fuerza era increíble y en su estilo de vida siempre estuvo dedicada a su familia, a su esposo, hijos, nueras y nietos, como también ayudar en las diferentes obras sociales de Pasto, sin olvidar el cariño por Popayán y su gente.

Amparo se ganó el afecto de toda la gente que la conoció en Pasto, en su casa siempre todo el mundo era bienvenido y formó un hogar lleno de virtudes heredadas de sus padres Celio Guzmán y Lola Rosero (ya fallecidos) y al lado de ese gran hombre Jorge Perini a quien conoció cuando Jorge ingresó a la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Cauca.

Hoy registramos la muerte de la amiga y compañera del colegio de las Salesianas y le decimos adiós a Amparo. Ella fue un ejemplo de lo que debe ser una esposa, madre y abuela. Para Jorge su esposo, para sus hijos Jorge Alberto, Juan José, Pedro Felipe y Emilio, para sus nueras y nietos, para sus hermanos Alicia, Diego, Sergio y Franco nuestro mas sentido pésame.

Con cariño,

Amalia Grueso de Salazar B.