PEATONALIZACION: COMENTARIOS
Miércoles 31 de enero, 2001 
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Transcribimos los muy importantes comentarios, sobre el artículo de José de J. Bobadilla V: "La peatonalización de Popayán", escritos por: Gloria Segura Zúñiga, Rafael Tobar Gómez y Pedro Agustín Roa Arboleda. Para cada uno de ellos nuestros agradecimientos.

Gloria Segura Zúñiga:

""" ... El artículo sobre Peatonalización de Popayán, en especial, me parece magnífico. Ojalá todo esto se diera poco a poco. Popayán merece un panorama como el que se describe en el artículo de El Liberal. Sería maravilloso que esto pudiera llevarse a cabo y se encontrara eco a la propuesta. En Bogotá se ha visto el cambio en dos años mas o menos. Seguirá siendo una ciudad grande y congestionada pero ahora los parques y las avenidas han sido embellecidas y el espacio para el peatón se ha respetado. Ahora es mucho más agradable salir a caminar y ver lo que antes estaba aparentemente oculto. Saludos ... """

Rafael Tobar Gómez:

""" ... El problema que yo veo para convertir las autovías del centro en peatonales es que las cuadras no tienen via trasera de cargue y descargue no solo de insumos sino de basura. Por fuerza estos servicios tienen que darse desde el frente por lo tanto no se pueden cerrar las calles para convertirlas en vias peatonales. Habría que rediseñar las cuadras, comprar patios interiores, remodelar casas , es decir un trabajo casi imposible de realizar. nadie va a querer que le pongan una vía de servicio por el patio de su casa, nadie va a querer vender parte de su solar y el gobierno municipal no tiene medios tampoco para pagar esos terrenos. Además, habría que encarar el problema de la delincuencia. Al abrir la senda interior y levantar muros, cualquier amante de lo ajeno estaría con franquicia para saltar el muro y entrarse a hacer maldades por el solar mientras el payanés duerme . La configuración actual no permite cambios. El único reto del alcalde sería prohibir la entrada de vehículos que no sean de servicio y que los de servicio cargen y descargen a determinadas horas . Eso es todo, lo demás es gastar tinta en proyectos románticos. Saludos ... """.

Pedro Agustín Roa Arboleda:

""" ... . Permítame unirme a las voces que claman por una ciudad más digna para el habitante, en donde la escala del peatón sea la que prime sobre todas las demás consideraciones. Popayán cuenta con todas las condiciones necesarias para llevar a cabo una peatonalización exitosa de su centro histórico, lo que le conferiría a la ciudad un atractivo adicional que aumentaría su ya enorme potencial turístico, aún subutilizado.

Como bien anota el autor del artículo aparecido recientemente en El Liberal, muchas de las ciudades más bellas del mundo han peatonalizado extensas zonas de sus núcleos urbanos y le han dado prelación al peatón, mediante la utilización de texturas y materiales diferentes del asfalto, como el adoquín o la piedra, y con la dotación de mobiliario urbano discreto y respetuoso pero de indudable utilidad.

Praga, Viena, Copenhague, Ginebra y Buenos Aires son, entre muchos otros, algunos buenos ejemplos de conjuntos urbanos que optaron por controlar y reducir la omnipresencia de los vehículos para motivar e incentivar el desplazamiento de los transeúntes a pie o en bicicleta. Lo anterior, sin contar con los casos de ciudades más pequeñas como Salzburgo o Florencia, cuya escala y población se asemejan más a la de Popayán, y en donde la peatonalización de muchas vías importantes ha traido, igualmente, numerosos beneficios.

La peatonalización de una o más vías suele generar resistencia de parte de quienes se consideran directamente afectados por la medida, especialmente los comerciantes. No obstante, el tiempo se ha encargado de demostrar las bondades de dicha decisión, que ha significado -por el contrario- un incremento sustancial en las ventas de los negocios que funcionan sobre las vías peatonalizadas, pues los transeúntes se desplazan con mayor tranquilidad y se toman su tiempo para mirar vitrinas y planear sus compras. No sobra destacar el impacto positivo que la medida genera sobre el turismo, con el componente estético que conlleva una ciudad más grata para recorrer y fotografiar.

Otro caso exitoso lo constituye la semipeatonalización, caso en el cual las dimensiones de la vía permiten el desplazamiento controlado de vehículos por uno o dos carriles, pero los andenes son más espaciosos que la calzada y otorgan una mayor jerarquía al peatón. Dos ejemplos concretos son los bulevares de reciente construcción en Bogotá sobre la Carrera 15 y sobre la Avenida Jiménez de Quesada. Su impacto positivo sobre la escala urbana y sobre el entorno es innegable y sus efectos perdurarán a largo plazo, sin contar con factores adicionales como la inminente valorización de los predios circundantes.

El caso concreto de Popayán merece un estudio detenido y concienzudo por parte de urbanistas, arquitectos y paisajistas, que permita prever el impacto que una medida como ésta pueda tener sobre la ciudad. La pavimentación de Popayán -lamentable decisión tomada en 1937- cubrió con su manto negro varios siglos de historia y mantiene sepultada bajo su gruesa capa un estilo y un elemento urbano de gran significación para la ciudad, que tal vez buscó invocar un mal entendido concepto de progreso. Hoy, dicho "progreso" se traduce en rutas caóticas de transporte urbano que profanan el venerable centro histórico con su ruidoso desplazamiento veloz, el cual pone en peligro no solo la vida de los transeúntes sino la estabilidad de las edificaciones que no fueron construidas para soportar el impacto de vehículos pesados en movimiento.

Si bien ya no ejerzo mi primera profesión de arquitecto, aún conservo la visión de quien aprendió a amar y respetar la buena arquitectura y el patrimonio urbano. El futuro del centro histórico de Popayán merece, en mi modesta opinión, una reflexión profunda y desapasionada, de cara al inmenso valor que conserva y a la veneración nacional que despiertan la ciudad, su historia y sus gentes.

Cordialmente, PEDRO AGUSTÍN ROA ARBOLEDA Arquitecto - Universidad de los Andes PEDRO AGUSTÍN ROA ARBOLEDA Tercer Secretario de Relaciones Exteriores Miembro de la Carrera Diplomática y Consular de la República. Miembro de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia Palacio de San Carlos Calle 10 No. 5-51 Piso 2 ... """

Cordial saludo,