OBRA DE TEATRO DE GUILLERMO BORRERO ARAGÓN: II
Miércoles 22 de marzo, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Guillermo Borrero Aragón ha tenido la amabilidad de enviarnos una sinopsis de su
reciente obra teatral "A la sombra del volcán" a la cual nos referimos en la nota del
17 de marzo. Nuestros agradecimientos para Guillermo.

Cordialmente,

***

SINOPSIS
“A LA SOMBRA DEL VOLCÁN”
(Obra de teatro en dos actos)
Por: Guillermo Borrero Aragón


Vista desde la cima del volcán esta pequeña ciudad de paredes blancas y techos cenizos se ve enmarcada entre un mar de lomas y montañas, apacible y tranquila a lo lejos. Quién hubiera pensado que en el centro de su corazón se estuviera desarrollando una tragedia que cambiaría para siempre la vida de sus habitantes.

El volcán como una metáfora, ofrece todos los elementos del drama: es el testigo omnipotente que envía señales contradictorias de vida y muerte. Admirado por su esplendor y temido por su poder apocalíptico. Rosalbina la nodriza, es capaz de interpretar el simbolismo de estos mensajes.

A la sombra del volcán la ciudad con sus paredes de adobe, será testigo de lo in-imaginable. El tabú del incesto florecería en el núcleo de una familia, a la vista de sus miembros y con el conocimiento de las instituciones organizadas. El silencio y la inhabilidad de sus habitantes de confrontar el horror, creará un ambiente de confabulación y mentiras que progresivamente llevaran a la destrucción y colapso de todos los valores establecidos.

Edgar, un viajero distante regresa a contar la historia y descubre que “él ya no es él, ni su casa es ya su casa”. Se entera que Carmen, una niña adolescente y su hermana mayor Luna, han sido victimizadas por su padre a la vista de una madre impotente y de sus tres hermanos mayores, a quienes les resultaba más fácil escapar de esta realidad intolerable. A diferencia de Luna, Carmen ha sido embarazada por su propio padre, quien con la ayuda de Monseñor Ángel, culpan al novio de Carmen y manipulan un aborto, del cual resultan complicaciones inesperadas por las que Carmen pierde su matriz, y con esta, todas las esperanzas futuras de tener una vida normal y una familia. Crece amargada y triste, siempre aislada, siempre sola. Escribe poemas de extraordinaria sensibilidad y belleza sobre imágenes de muerte maltrato y abandono. Es percibida por la gente como un individuo extraño, controvertido, misterioso.

Rosalbina la criada, la entiende y le puede leer el pensamiento pero a pesar de todos sus esfuerzos, no logra detener la fuerza incontenible de la tragedia, que como el volcán revienta al final.

Con su hermano Lucio, Carmen mantiene una identificación intelectual y emocional, sin lograr encontrar apoyo. Este por su parte, anda continuamente en “busca de sí mismo”. Confundido con su propia identidad, y desesperado, trata de encontrar al padre que nunca tuvo.

Isidra su madre, después de haber leído un poema desgarrador en el cual Carmen narra su violación, entra en un estado de deterioro físico y emocional, hasta quedar postrada por un “derrame cerebral”.

La obra llega a un clímax durante la cena final, cuando la familia celebra el regreso de Carmen, mientras Isidra agoniza. Durante esta catarsis, Carmen logra confrontarlos a todos por su pasividad y en el proceso descubre los conflictos internos que sus hermanos llevaban en silencio. El volcán explota en un violento sismo, destruyéndolo todo.

Herida, Carmen es sacada de las ruinas de la casa por última vez, en medio de la ciudad en caos. En el fondo el volcán continúa impasible y hermoso.

La historia aquí narrada está basada en historias reales de mujeres entrevistadas por mí a través de los años, las cuales me han servido para moldear la textura dramática de la vida de este personaje ficticio.

El maltrato sexual y físico por miembros familiares y allegados, es más prevalerte de lo que uno se imagina. El daño en el desarrollo de la personalidad de la víctima puede tener consecuencias permanentes y altamente destructivas.