¡PALACE!
De: Mario Pachajoa Burbano.
Marzo 1999
http://pachajoa.110mb.com/

Popayanenses:

Un día como hoy, 25 de marzo de 1811, las tropas patrióticas, que iban a liberar a Popayán de los realistas, se estacionaron en el alto de Piendamó, iniciando la libertad continental. La historia, en breve, es así: El Bajo Palacé fue el primer campo en donde el virreinato de la Nueva Granada combatió por la libertad y la primera batalla en la que los realistas fueron derrotados por los patriotas y se dieron inicio a las batallas de emancipación y la Guerra Magna. El Libertador Simón Bolívar, años más tarde, diría de este combate: "Las circunstancias extraordinarias de esta batalla memorable la harán interesante no sólo al mundo americano sino a las generaciones valientes de todas las partes de la tierra". Estaba al mando del lado realista con 2.500 hombres, el gobernador de Popayán, Miguel Tacón y Rosique, Vizconde de Bayano, Marqués de la Unión de Cuba, teniente coronel del ejército real y capitán de marina. Tacón era un hábil político y administrador diligente. Inició su gobernación de Popayán el 5 de noviembre de 1805. Su esposa Ana Polonia García era hija natural de Manuel Godoy y Álvarez de Faría, Príncipe de La Paz y asesor de Carlos IV.

Las fuerzas patriotas, en número de 1.100, estaban comandadas por Antonio Baraya, famoso capitán del batallón auxiliar el 20 de julio de 1810, militar de escuela y de corazón magnánimo. Baraya fue una de las víctimas de Morillo en 1816. Baraya recogió sus tropas en Cali y se estacionó en los altos de Piendamó, en donde permaneció los días 25 y 26 de marzo de 1811. Desde allí despachó un grupo de 190 hombres, hasta el paso del río Cofre, para inspeccionar la ruta de Popayán. Este grupo estaba bajo las órdenes de Atanasio Girardot, de 23 años, quien años más tarde tuviera una muerte heroica en la colina de Bárbula (entre Puerto Cabello y Valencia), su corazón (por orden del Libertador) fue llevado a Caracas y sus restos a Antioquia de donde era oriundo. Este grupo, aunque no estaba autorizado, avanzó hasta el puente sobre el río Palacé.

El 27 de marzo, a las seis de la mañana despachó Baraya al Comandante Ignacio Torres (hermano del mártir y héroe Camilo) y al capitán Miguel Cabal con 30 jinetes, en busca de las fuerzas auxiliares que venían desde Neiva. Tacón decidió abandonar sus trincheras en el puente sobre el río Cauca en Popayán y atacar las fuerzas de Atanasio Girardot en el Palacé. En la alborada del 28 de marzo, Tacón atacó con todo éxito haciendo retroceder a los patriotas y logró cruzar el puente. Después del medio día empezaron a llegar las tropas de Baraya y el combate recrudeció al máximo al tomar parte los refuerzos que venían desde Neiva, con Torres y Cabal. Al anochecer los patriotas quedaron dueños del campo, tomaron prisioneros y vituallas de guerra. Tascón tuvo 70 muertos y muchos heridos. Los patriotas 9 muertos, entre ellos el capitán Miguel Cabal y 35 heridos, inclusive el mismo coronel Baraya. Tascón abandonó Popayán y se dirigió a Pasto. A uno de los oficiales españoles prisionero, cuando se lamentaba, Girardot le dijo: "Si vosotros sois de la tierra del Cid, nosotros somos sus descendientes". El ejército patriota permaneció en el campo de batalla y el 29 salió a acampar muy cerca de Popayán en donde permaneció hasta el 2 de abril que hizo su entrada triunfal en dicha ciudad.

Cien años después se levantó un monumento en el sitio de la batalla del Bajo Palacé que dice (o ¿decía?): "El Cauca a la memoria de los primeros héroes de la independencia suramericana: Baraya, Miguel Cabal, Larrahondo, Girardot, Cancino, Francisco Cabal, 28 de marzo de 1811. El poeta Alberto Carvajal, termina sus famosos versos sobre la batalla del Bajo Palacé así: Queda escrita la página inicial de la historia Colombia heroica, ¡Hosanna a su memoria! ¡Vengada está la saña de los conquistadores!

Cordial saludo,