LEY PAEZ 
Jueves 31 de agosto, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Con el fin de analizar el impacto que ocasionará la supresión de los beneficios de la Ley Páez, un grupo de empresarios del Valle, Huila y Cauca se reunirán en el norte del Departamento y Popayán, a invitación de la Cámara de Comercio del Cauca, cuyo Presidente de la Junta Directiva, Juan Cristóbal Velasco Cajiao manifestó "Queremos exponer ante el Congreso de la República cómo el cambio de reglas de juego puede afectar a las empresas del Cauca".

Liliana Arévalo Quintero escribe en El Liberal lo siguiente: """ ... El objetivo fundamental de la Ley Páez fue el generar fuentes de empleo a las personas damnificadas de los 25 municipios del Cauca y varios del Huila. Desde ese momento se suscribieron cerca de 2.000 empresas que ofrecerían empleo a más de 20.000 personas de Caloto, Villa Rica, Puerto Tejada, Popayán y Santander de Quilichao, entre otros. Sin embargo sólo ciento treinta de ellas están operando en la actualidad, con mano de obra de los habitantes del Cauca, Valle, Huila y otros lugares del país.

A raíz de esta situación, el Gobierno Nacional suprimió a dichas industrias una serie de beneficios, como los gravámenes arancelarios de infraestructura, maquinaria y materia prima, por cuanto no se está cumpliendo a cabalidad la Ley 218 conocida inicialmente.

Una gran oportunidad

Sin embargo, para Juan Cristóbal Velasco Cajiao, Presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio del Cauca, la creación de esta ley permitió que cientos de personas que quedaron sin trabajo y sin un terreno en el cual trabajar, consigan nuevas fuentes de empleo.

"Es importante recordar que estas exenciones produjeron una inversión de más de 818 mil millones de pesos, producto del apoyo de empresarios colombianos y extranjeros", afirmó. Aseguró que en este sentido es muy importante que las políticas económicas tengan estabilidad para que los inversionistas extranjeros confíen en el país. "La supresión de los beneficios es una amenaza real para todas las industrias asentadas en el Cauca, porque varias empresas han basado su equilibrio y subsistencia en las exenciones que fueron planteadas hace varios años y que ahora pueden generar la suspensión de inversiones, licencias en proceso de trámite e incluso la importación de maquinaria", aseguró. "Es importante la capacitación".

En cuanto a la utilización de mano de obra de la región, aseguró que es injusto reclamar empleo para los caucanos, sólo por el hecho de serlo, ya que para laborar en estas industrias es necesario estar bien capacitado.

Dijo que en esa labor han estado comprometidas varias instituciones como Comfacauca, el Sena y la Asociación de Empresarios del Norte del Cauca, Adenca, quienes han prestado capacitación a más de mil personas que fueron contratadas por varias empresas de la Ley Páez. "Es obligación de los dirigentes y gobernantes velar porque los caucanos se puedan desempeñar adecuadamente un trabajo, ya que solamente con un programa estricto de capacitación se puede reclamar empleo".

Mientras tanto siete mil personas beneficiadas con la ley 218, continúan a la espera de que ese gran sueño que un día se hizo realidad, no termine jamás. ... """

Cordial saludo,