LOS PAECES RECIBEN VALIOSO GALARDON
Jueves 19 de febrero, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano


Amigos payaneses:

Los paeces del Cauca acaban de recibir un valioso galardón: el Premio Ecuatorial 2004 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Con esta recompensa el Programa destaca los esfuerzos de lucha contra la pobreza mediante proyectos respetuosos con el medio ambiente. Esta notable distinción lanza a los paeces al reconocimiento internacional como un gran ejemplo para los pueblos en sus condiciones.

El Proyecto Nasa surge en Toribío con el objetivo de ocupación de las tierras y la necesidad de acometer la organización y la participación comunitaria. El proyecto fue impulsado especialmente por el sacerdote Páez Alvaro Ulcué Chocué y nace en 1980 en medio de una gran asamblea comunitaria, en principio para dar respuesta a la división que se presentaba entre los resguardos de Toribío, Tacueyó y San Francisco, alentada por intereses que impedían el avance de la organización y el reconocimiento de los valores como pueblo indígena.

Los siguientes párrafos los hemos tomado de El Tiempo.

Cordial saludo,

***
Proyecto Nasa, de los paeces del Cauca, fue galardonado
con el Premio Ecuatorial 2004 del PNUD
El Tiempo

Febrero 19 de 2004

... El Proyecto Nasa de los indígenas Páez, de las comunidades paeces residentes en Toribío, administra un territorio de 49.000 hectáreas en parte de la Reserva de la Biosfera Nevada del Huila, y aplica estrategias holísticas para la preservación natural y cultural.

... El modelo Nasa

En las montañas del norte del Cauca, los indígenas paeces crearon hace 20 años un ambicioso plan de vida para proteger su cultura, sus formas de gobierno y el desarrollo de los nasa (que es como se denominan a sí mismos).

Lo llaman el Proyecto Nasa y está concebido como una pequeña nación indígena, en la cual salud, educación, producción, autonomía y desarrollo se articulan con el medio ambiente, las tradiciones culturales y la legislación colombiana.

El experimento se lleva a cabo desde hace 24 años en los tres resguardos de Toribío, un municipio de 30 mil habitantes, casi todos indígenas, incrustado en medio de riscos y precipicios, a unas cuatro horas en carro desde Popayán.

La parte más conocida del proyecto es la guardia indígena, protagonista de la resistencia contra los grupos armados. Pero la guardia es apenas uno de docenas de proyectos que los indígenas fortalecen cada día. Un estanque que produce unas 20 toneladas trimestrales de trucha y la procesadora de lácteos San Luis, son dos de los programas bandera contra la desnutrición de los indígenas, especialmente de los alumnos de las 156 escuelas del municipio.

Incluso, venden parte de la producción de pescado en barrios pobres de las poblaciones cercanas a un vehículo refrigerado que adquirieron recientemente. También han comenzado a producir jugos Finze con la fruta que les compran a los mismos indígenas.

Pero uno de los mayores logros es la parte educativa. Seis mil personas están cobijadas por los diferentes proyectos de capacitación, incluidas tres carreras universitarias en etnoeducación, sociales y economía y desarrollo.

De este gran tronco que es el Proyecto Nasa se han desprendido siete planes de vida de otras comunidades indígenas del norte del Cauca.

Arquímedes Vitonás, alcalde de Toribío, define así los sueños nasa. "El padre Alvaro Ulcué, creador del proyecto, y asesinado en 1984, diseñó una comunidad unida, organizada, tecnificada, educada, que no se avergüence de ser indígena. Sin vicios, sin problemas, desmilitarizada, autónoma y en este sentido todo el esfuerzo que nosotros estamos haciendo es para llegar allá. Algún día logramos tener el equilibrio y la armonía en nuestro territorio" ....