LA EDAD UN OBSTACULO
Lunes 26 de marzo, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Oscar Tobar Gómez nos envía otro de sus interesantes artículos. Esta vez sobre "La edad un obstáculo" Nuestros agradecimientos a Oscar.

Cordial saludo,

""" ... LA EDAD UN OBSTÁCULO

Entre Pesares y arrepentimientos se ve inclinado el hombre de genio por irresistible impulso a la profesión para la que naciera. A pesar de las dificultades con que tropiece y de los pocos indicios de éxito, esta profesión es la única que seguirá con interés y gusto. Cuando sus esfuerzos no basten para procurarle la subsistencia y se encuentre pobre y despreciado, mirará hacia atrás para considerar cuanto más le hubiera valido seguir otra profesión; Pero no obstante persistirá sin desmayo en la predilecta. Decía Emerson que la civilización llegará a su apogeo cuando cada hombre emplee su actividad en el trabajo para el que ha nacido, pues nadie triunfa hasta que en él se coloca. La edad, la eterna disculpa de los pusilánimes talentosos, quienes con el argumento de que ya es muy tarde para empezar, ven pasar los años inútilmente, vana disculpa.

Daniel de Foe había sido comerciante, militar, escribiente, mayordomo de fabrica, comisionista hasta que a los 50 años decidió escribir su magistral obra Robinsón Crusoe y pasar a la posteridad como uno de los mejores escritores de su época, con una sola obra. Henri Beyle, Stendhal, el magnifico, el padre de la novela sicológica, contemporáneo de Honorato de Balzac, sólo empezó a escribir sus grandes obras a los 55 años para entregar al mundo maravillas como "Rojo y Negro, La Cartuja de Parma, Lucien Lewen, Recuerdos del Egotismo Biografías de Haydn, Mozart, Napoleón, Historia de la pintura en Italia, etc." Para morir eventualmente solo, olvidado y enfermo y dejar a la posteridad una frase. "Mis obras no son para ahora, solo serán apreciadas dentro de cien años", nada más cierto. Albert Schweitzer, filosofo, teólogo, musicólogo y uno de los más grandes interpretes de Bach en el órgano, fue médico a los 58 años. Cumpliendo un anhelo frustrado desde muchos años atrás, dedicó sus últimos años a realizar una noble y humanitaria labor en África lo que le valió en 1.952 el premio Nóbel de la Paz. El Licenciado Gonzalo Jiménez de Quesada murió a los 89 años después de realizar la prodigiosa tarea de conquistar y poblar el Nuevo Reino de Granada, con todo y ello medio ciego, a los 76 años escribió "El Memorial de los Capitanes de la conquista del Nuevo Reino", a los 77 El Antijovio y Los Anales del Emperador Carlos I, a los 78 Los Ratos de Suesca, a los 85 El Compendio Historial de las Conquistas del Nuevo Reino, además de varios escritos con temas religiosos y profanos.

Decir que la edad es un obstáculo para el desarrollo de muchas aptitudes es simplemente la excusa del pusilánime y el triunfo de la mediocridad.

Oscar Tobar Gómez. M.D. ... """