RODRIGO MUÑOZ BARRAGAN
Viernes 18 de octubre, 2002
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Entre los payaneses más distinguidos en USA se encuentra Rodrigo Muñoz Barragán. La siguiente es su biografía en la pluma de Guillermo Alberto González Mosquera. Cordial saludo,

RODRIGO MUÑOZ BARRAGAN (1939)
Por: Guillermo Alberto González Mosquera.

Este médico payanés alcanzó en 1998 una de las posiciones más destacadas a que haya llegado un latinoamericano en el exigente campo de la psiquiatría en los Estados Unidos: la Presidencia de la Asociación Americana de Psiquiatría. El hecho constituyó un paso de señalada importancia tanto para los médicos hispanoamericanos residentes en Norteamérica como para la propia medicina de ese país, en donde la carrera de Muñoz Barragán se considera como relevante, en razón a sus ejecutorias y a sus valerosas posiciones frente al ejercicio mismo de la profesión. "Su clara posición sobre la misión social de la medicina es un signo de su coraje político, en un momento en que muchos médicos están siendo presionados a adoptar fórmulas que coartan la libertad de médicos y pacientes@, fueron las elogiosas palabras con las cuales la publicación "Médico Interamericano " recibió al nuevo dignatario de APA..

Muñoz Barragán nació en Popayán, estudió su primaria con los Hermanos Maristas y su secundaria en el Liceo de la Universidad del Cauca en donde invariablemente obtuvo las más altas calificaciones de su curso. Pasó luego a la Facultad de Medicina de la misma Universidad en la que se graduó con honores. Desde entonces empezó a encauzar su vida profesional por los caminos de la Psiquiatría y viajó a Medellín para adelantar su especialización en el Hospital Mental de esa ciudad. Buscando campos más amplios para desarrollar su proyecto de vida, viajó posteriormente a los Estados Unidos y fue admitido en el Fairfield Hills Hospital de Connecticut, afiliado a la prestigiosa Universidad de Yale. Su carrera como docente la inició en la Washington University en St. Louis (Missouri ).

El prestigio y liderazgo de Muñoz Barragán no pueden considerarse como hechos fortuitos. Por tres años fue presidente de la American Academy of Clinical Psichiatrics y por casi veinte años fue Director de la revista AThe Clinical Psichiatry Quarterly@, la publicación más afamada en su género en los Estados Unidos. Dirigió también en las últimas dos décadas varios comités sobre médicos graduados en el extranjero de la APA. Hoy se lo considera un experto en problemas de alcoholismo y drogadicción en los Estados Unidos. Pero siempre fiel a sus raíces, Muñoz Barragán se ha ido convirtiendo en el mejor conocedor de los asuntos de salud que afectan a la población hispana en el país del norte. En esa línea de conducta, su exitoso ejercicio profesional es el de alguien profundamente comprometido con tesis como las de defensa del acceso universal a la salud, producto de su conocimiento de la realidad social del continente y de las limitaciones que deben vencer los miles de migrantes que llegan a Norteamérica para ganarse su derecho a una vida más digna.

Muñoz ha escrito cientos de artículos de carácter científico y es autor de cinco libros sobre psiquiatría que han ayudado a consolidar su posición en el campo de las ciencias médicas. En la práctica profesional, fue Director durante siete años del programa de Alcoholismo y Abuso de Drogas del Sheboygan Hospital de Wisconsin.

Muñoz Barragán ha querido volar alto y se ha hecho sentir en los círculos del gobierno Americano. Ha tratado temas tan diversos como ansiedad y depresión, ha expuesto criterios para el diagnóstico de la anorexia y en el campo cultural ha defendido la importancia de la educación bilingüe, duramente combatida en varios estados norteamericanos.

Por su sólida preparación científica, su reconocido valor para tratar asuntos polémicos, por las altas posiciones alcanzadas en los Estados Unidos y por sus reconocidas calidades humanas, este médico caucano, necesariamente se convierte en un personaje trascendente en los finales de la centuria