MARIA FERNANDA MUNERA RICCI
Miércoles 30 de marzo, 2005
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Rubén Galvis Montoya y Hernán Franco Ramírez nos han enviado interesantes anotaciones sobre la famosa Orquesta Canela creada y dirigida por su propietaria, María Fernanda Múnera Ricci, hija de los quilichagüeños, Gerardo Múnera (fallecido) y Florencia Ricci Tobar.

La Orquesta Canela de María Fernanda está integrada por 14 hermosas chicas, intérpretes todas de un estilo único de salsa y una luminosa coreografia. María Fernanda inicia en Cali las presentaciones de la Orquesta el primero de abril de 1992. De ahí en adelante sus exitosas intervenciones se admiran no sólo en Colombia, sino en USA, México, Europa. Exhiben una innumerable colección de primeros premios nacionales e internacionales que las acreditan como una Orquesta notable en el mundo musical. El desfile de sus éxitos desde 1992, presentaciones, premios, CD, videos, colecciones de sus interpretaciones, sonidos de sus grabaciones más famosas, inclusive fotografias, se pueden observar en sus páginas Internet en la dirección:

http://www.orquestacanela.com
Correo electrónico: canela@orquestacanela.com

En la actualidad la sede de María Fernanda y su Orquesta es Orlando, Florida, USA.

Hernán Franco Ramírez nos cuenta que: "Gerardo Múnera trabajó toda la vida para Carvajal & Cia, hasta su muerte de repente en Los Angeles visitando a su hija mayor que allá vivia. Gerardo y Rubén Galvis eran muy amigos ya que ambos trabajaban en Cali y a veces Rubén en Bogotá, pero todos los fines de semana ambos partian juntos de Cali, rumbo a Quilichao a ver a las novias, Rubén a Olguita Zuloaga (prima hermana de la Reina Colombiana Luz Marina Zuloaga) y Gerardo a Florencia Ricci. Gerardo llegaba a la casa de sus padres y Rubén se hospedaba en el Hotel Central, desde cuya ventana le podía hacer ojitos a Olguita que vivia media cuadra del Hotel, hacia el Teatro Paz, en la acera opuesta al Hotel."

"Don Caetano Ricci, ciudadano italiano, abandonó su tierra antes de la Primera Guerra Mundial y en 1920 llegó a Quilichao donde compró una finca ganadera. En Quilichao Don Caetano no sólo incrementó su fortuna en la sabia explotación del agro, síno que también encontró el amor de su vida en la distinguida dama de ésa tierra, Doña Beatriz Tobar. Ambos crearon un lindo hogar que floreció con muchos hijos, siendo Florencia, la menor".

"María Fernanda siempre ha adorado a Quilichao, el "terruño de sus padres"".

Por su parte Rubén Galvis Montoya nos narra que "Cuando Gerardo Múnera y yo viajabamos a Quilichao los fines de semana, también iba con nosotros indefectiblemente Lister Villaquirán, pues él visitaba a Ofelia Arango pero por cosas de la vida nunca se casaron. Bueno el caso es que los tres caballeros no fallabamos para llegar a disfrutar de Quilichao, y en ese viaje parábamos en todas las tiendas a celebrar, hasta que en una de ellas, en una tiendita de esquina, se nos entró una vaca por una puerta y salió por la otra tumbándonos la mesa con los aguardientes, y del susto fenomenal nos pasmamos; y llegamos a Quilichao por la calle central echando voladores".

Cordial saludo,