HOTEL MONASTERIO
Jueves 15 de noviembre, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Rodrigo Miranda Cabana, nos envía este "recorte" de el diario El Tiempo en su edición del 15 de noviembre. Nuestros agradecimientos a Rodrigo.

""" Se salvó el Hotel Monasterio
El Tiempo.

El Hotel Monasterio de Popayán no podrá ser rematado, ni embargado, pues es un patrimonio de todos los colombianos. La alerta generada entre las entidades gubernamentales al conocer que el Estado estaba a punto de perder uno de sus Monumentos Nacionales permitió la suspensión del inminente remate del inmueble. El pasado 6 de noviembre el Juzgado Quinto Civil del Circuito de Popayán emitió la resolución a través de la cual levantó la orden de embargo y secuestro del hotel y de su mobiliario.

La decisión se produjo luego de la intervención del Ministerio de Cultura, que a través de varias misivas le recordó al Juzgado que según el artículo 72 de la Constitución los bienes inmuebles de interés cultural son "inembargables, imprescriptibles e inalienables", lo que los protege de cualquier proceso judicial. El Ministerio había declarado Monumento Nacional al hotel, avaluado en 6.000 millones de pesos, por medio del decreto 2248 de diciembre 11 de 1996. La estructura, que ocupa una extensión de 20 metros cuadrados, ha sido rematada dos veces afortunadamente sin éxito tras el incumplimiento de pago por parte de la liquidada Corporación de Turismo del Cauca (Caucatur) al Instituto de Fomento Industrial (IFI). En 1998 el Instituto autorizó un préstamo de 700 millones de pesos para la reconstrucción del hotel. Caucatur puso como prenda de garantía el hotel Monasterio, antigua sede del Convento Franciscano y de la Casa de la Moneda.

Un año después, se reestructuró la deuda y se pactó en dólares. Bajo esas condiciones ahora la obligación supera los 2.800 millones de pesos. Ante el incumplimiento de los pagos, el IFI inició el año pasado un proceso ejecutivo contra la entidad. El primer intento de remate realizado el 25 de junio pasado, resultó un fracaso, pues a la cita pública no se apareció ningún proponente. Tres meses después, el segundo remate tampoco surtió efecto, porque aunque hubo ofertas, el bien inmueble de propiedad del Gobierno departamental no tenía en esos momentos escritura pública. La Secretaria de Hacienda del Cauca, Nelly Eugenia Castro de Paz, dijo que el departamento, ahora que logró recuperar el hotel Monasterio, responderá por los pasivos laborales y acreencias de la liquidada Caucatur, especialmente con el IFI. Explicó que ya se han hecho acercamientos con ese instituto para establecer una oferta de negociación y que las conversaciones van por buen camino, pues el préstamo con el IFI se cancelará con algunos de los activos de Caucatur, que ascienden a los 12 mil millones de pesos.

Por su parte, Pablo Muñoz Gómez, presidente del IFI, aseguró que están dispuestos a estudiar las alternativas presentadas para el pago de la obligación. "Estamos en la mejor disposición para colaborar y no perjudicar al Cauca. Seguimos haciendo gestiones y contactos en procura de lograr un feliz desenlace", dijo Muñoz. Juan Manuel Gruesso, asesor de la Presidencia del IFI, informó que en la actualidad estudian la propuesta de Caucatur de recibir el lote contiguo al hotel en dación de pago. "Eso podría ser, pero la condición indiscutible es que no exista ninguna medida cautelar o gravamen sobre él. Mientras tanto, el proceso ejecutivo sigue en marcha, pues legalmente no podemos desistir", precisó. Sin embargo, surge un problema adicional, pues el lote ofrecido está embargado por la Dian.Caucatur pretende conseguir el dinero de la deuda entregando el Hotel San Andrés de Pisimbalá, en cercanías de Tierradentro, a la corporación Nasakiwe para que esta compre el hotel y desarrolle un proyecto productivo y de ecoturismo con indígenas. ... """

Cordial saludo,