MISA PATOJA: COMENTARIOS 
Viernes 29 de marzo, 2002
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Margot Valencia de Prada ha recibido los siguientes valiosos comentarios de Alvaro Thomas sobre el estreno mundial de la Misa Patoja en Popayán el pasado Jueves Santo. Renovamos nuestras calurosas felicitaciones a sus creadores, ejecutores y administradores de la Misa Patoja. Cordial saludo,

""" ... Cla, cla, cla, cla, cla ... aplausos

De: Alvaro Thomas
Viernes Santo
29 de marzo, 2000

Lástima que no estuvieran en el concierto del Jueves Santo en Popayán. Cuánto hubiera dado por abrazarlos en ese momento. Fue algo increíble, emocionante, impactante. Patojo, en el más profundo sentido del término. Abundaron las lágrimas y sobró alegría. Cuatrocientas personas se quedaron sin poder entrar. Lleno total. Los palcos --donde vimos cine de una manera táctica, mientras aprendíamos a besar siguiendo las lecciones de las artistas y los artistas de celuloide-- se llenaron de manera total. Hubo que repetir el "Final, in tempo de vacaloca".

Es algo que debemos agradecer a PROARTES-Cali. Sin ese alcayatazo con nombres propios: Amparo Sinisterra de Carvajal, Mariana Garcés y Margaria Trejos, el sueño de Edmundo se hubiera demorado otros añitos. El trabajo del director Alberto Guzmán Naranjo fue impecable. Actuó como un "condotiero" arrojado. Como timonel preciso quien llevó a puerto el barquito de papel en donde estaba navegando hacía años, ese sueño patojo. Demostró ser un converso.

Creo que desde el primer momento se dió cuenta que estaba ante un compositor y una partitura singulares.

Ya oirán el CD. PROARTES hizo un programa muy completo con todo lo relativo a la obra, ya se los enviaré. Por ahora les repito las gracias y les doy muchísimas más gracias. La energía de ustedes fue fundamental para garantizar el viento que elevó alegre y colorida esa bella cometa ... Viejo Alvaro ... """