ESTRENO MUNDIAL DE LA MISA PATOJA
Jueves 28 de marzo, 2002
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses semanasanteros:

Jorge Flórez Calvo nos obsequia con los primeros comentarios sobre el estreno mundial de la Misa Patoja en sus brillantísimos "Escolios del Festival". Nuestros calurosos agradecimientos y felicitaciones, a Jorge por este gran esfuerzo al ofrecernos esta verdadera primicia hoy mismo y a los autores e intérpretes de la obra.

Cordial saludo,

ESCOLIOS DEL FESTIVAL
Por: Jorge Flórez Calvo
Jueves Santo 28 de marzo, 2002

Día Jueves Santo- Conciertos: Popular: Estreno Mundial de la Misa Patoja, V Concierto de Abono, ORQUESTA FILARMÓNICA DE BOGOTA.

Popular de las 12:30 del medio día, Estreno Mundial de la MISA PATOJA, en memoria de Edmundo Mosquera Troya, Compositor: Diego María Arenas Aguilar, Director Alberto Guzmán Naranjo.

Repleto el Teatro para la presentación de este estreno mundial con textos del poeta Helcías Martán Góngora, Alberto Mosquera, Rafael Maya, Chilam Bulam y San Juan de la Cruz. Selección de textos : Edmundo Mosquera Troya (q.e.p.d.) y Alvaro Thomas

Coros y música de percusión.

Expectativa desde el comienzo en donde el narrador tiene papel preponderante al explicar texto por texto la ambientación de cada una de las partes en que está dividida la Misa, a la manera "patoja". Entrada del coro con túnicos por el centro del Teatro como si fueran en una procesión, con los murmullos de preparación a la aparición del primer paso, ubicación del coro en el escenario mientras la música de percusión circunda el teatro en espera de lo qué va a suceder y a escuchar.

Conozco a Diego Arenas desde hace mucho tiempo y debo también, como lo hice con otro de mis amigos el médico Torres, director del grupo Kalenda Maya, reconocer su gran musicalidad y responder a una educación musical recibida en el Conservatorio de la Universidad del Cauca, ya hablaré más tarde de otro gran músico educado en Popayán que se presentó hoy.

En fin esta Misa no sólo es para escuchar, es para ver y gozar con todos los sentidos, para vivir lo que es Popayán durante la Semana Santa.

Cada texto merece explicación aparte que dejaré para otra oportunidad por el poco espacio que se me ha concedido para comentar. En fin algo inusitado y asombroso que es difícil de detallar. Felicitaciones a todos aquellos que han logrado tan maravilloso recuento socio-religioso.

QUINTO DE ABONO. 7:0 de la noche. Orquesta Filarmónica de Colombia dirigida por el maestro Eduardo Carrizosa. Programa: Obertura de la Escala de Seda de G. Rossini, Concierto para piano y orquesta de Roberto Schumann, en la tonalidad de La menor, Op.54, Solista Eduardo Rojas. Segunda parte: Sinfonía No. 3 "La Escocesa" de Félix Mendelssohn- Bartholdy.

Indudablemente hemos escuchado tres obras que harán inolvidable este quinto de abono, no sólo por las obras sino por la ejecución de solista y Orquesta.

La Obertura La Escala de Seda una gran calidad orquestal, un director que se luce y hace lucir a la orquesta porque la aprovecha hasta el extremo.

Concierto de Schumann con Eduardo Rojas al piano, fraseo extraordinario; puedo decir hoy que he visto por primera vez que al terminar la actuación de este solista, educado en Popayán, la respuesta de la orquesta aplaudiéndole con los arcos de los instrumentos de arco golpeando los atriles, significa mucho. Este reconocimiento de la orquesta para el solista es realmente muy grato. El público, ni se diga, aplausos repetidos que hicieron conceder al solista dos bis, "El Sotareño", arreglo del gran músico Antonio María Valencia, música impresionista, que expresó con una habilidad y soltura significante que sólo pueden hacerlo quienes han vivido en Popayán; la segunda un Nocturno de Chopin, uno de los póstumos, que transportó al público con su maravillosa interpretación.

Una dirección orquestal muy buena y orquesta cada vez mejor, cuerdas afinadas y pendientes del director, vientos y maderas seguras y bien justas.

La última "La Sinfonía llamada Escocesa" de Mendelssohn que fue dirigida e interpretada por la orquesta con acierto, afinación y expresión musical.

Da gusto haber escuchado en este Festival, primero una Misa Patoja inusitada y extraña, pero realmente muy al estilo de Alberto Mosquera y Alvaro Thomas, diría yo, "disparatoria", en segundo término la actuación de una orquesta excelente y un concertino extraordinario.

Bien por el Festival darnos un día como este.