DESDE MEJICO
Jueves 13 de diciembre, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Rafael Tobar Gómez nos envía una nota que recibió de un ciudadano mejicano que admira nuestra ciudad de Popayán. Un abrazo de amistad a Francisco Romero y agradecimientos a Rafael por ofrecernos la oportunidad de compartir los sentimientos del señor Romero. El texto de la correspondencia es:

""" ... el señor Francisco Romero es un caballero que dio por casualidad con nuestra página de Popayán y ha dedicado un poema a nuestra querida ciudad. Qué lindo es que admiren nuestra tierra, pero más lindo es que los extranjeros que la conocen, aunque sea virtualmente, se enamoren de ella y les inspire esos versos salidos del corazón. Gracias Francisco Romero. Rafael Tobar

Subject: Felicitaciones desde México!!!
Sr. Tobar:

El día de hoy usted con su magnífico trabajo me a regalado una de las tardes mas gratas en mucho tiempo, extasiado por la maravilla de ciudad que dios les regaló a los Payaneses, me entusiasma el amor que le profesa a su terruño, me hace sentir que vale la pena continuar en la lucha de la difusión de lo nuestro, nuestras raíces, lo que hace auténtico y diferente a nuestros pueblos. Sin conocer fisicamente su país y su ciudad, ansío estar en ella. Mis próximas vacaciones le conoceré. No existe duda de ello.

Como una muestra de mi profunda admiración quiero decirle estos modestos versos que surgen de mi alma Veracruzana tierra de trovadores:

Es la ciudad Popayán fundada en el coloniaje, en su cielo se retratan, 
sus mas hermosos parajes y sus nubes escarlatas adornan todo el paisaje 
Sus lindas y hermosas calles forman un gran caserío unas buscan rumbo al morro y ahí termina su meta, 
por eso Naturaleza, con esmero la ha dotado, de sus inmensas praderas que apacentan sus ganados. 
Es su linda catedral de fachada muy hermosa, su interior bien decorado de manera prodigiosa. 
Su torre y su campanario al fiel llama a la oración. Por eso en esta ocasión le brindo mi poesía. 
Es lugar de ensoñación, y si alguno desconfía, vaya en peregrinación, en Semana de Pasión. 
Sus ríos y sus lagunas con agua de lluvia crecen, reflejase alli la luna, se reproducen los peces. 
Por eso es que el payanés viendo emocionado al cielo le dá gracias al Creador de haber nacido en su suelo.

Cordial saludo,