EL MEJOR HOMBRE DEL MUNDO
12 de febrero, 1999
De: Mario Pachajoa Burbano

Quizá sea muy difícil encontrar en la historia universal, otros casos de una familia más honorífica y distinguida que la que formó don José María de Mosquera y Figueroa. Sus cuatro hijos fueron:

*Joaquín, segundo y último Presidente de la Gran Colombia,
*Tomás Cipriano, caudillo, cuatro veces presidente de la república, geógrafo e historiador.
*Manuel María, diplomático insigne, y
*Manuel José, la más alta figura que tuvo el episcopado católico y quien inauguró la Universidad del Cauca, como su rector el 11 de noviembre de 1827.

Don José María nació en Popayán el 12 de abril de 1752 y murió en la misma ciudad, el 19 de junio de 1829.

Describen a don José María, como una persona de vida irreprensible, llena de amenidad, eminentemente social, filósofo cristiano, practicante de la moral evangélica, distinguido espíritu público; sirvió a su Patria con tanta extensión como lo permitieron sus recursos y con una generosidad superior a ellos. Dejó templos, hospitales, cárceles, colegios, caminos y  servicios a sus conciudadanos de todas las clases.

Durante el banquete para celebrar el primer aniversario de la batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1825 y en su brindis, el Libertador Simón Bolívar dijo: ".... si me fuera dado elegir un padre después de muerto el mío, escogería al doctor José María Mosquera de Popayán ..."

El mismo Libertador, con motivo de la muerte de don José María, en carta al hermano de éste, Joaquín, le escribía: ""... lloremos juntos la pérdida del mejor hombre del mundo...