MANUELITA EN POPAYAN 
Miércoles 19 de julio, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Diego Castrillón Arboleda en su libro "Tomás Cipriano de Mosquera", nos narra que el Gran General, en ese entonces Coronel, conoció a Manuelita Sáenz en Quito y ella no vaciló en solicitarle en esa ocasión su ayuda para proseguir el viaje. Hé aquí su misiva:

"Pasto, enero 5 de 1828. Mi estimado señor: Teniendo precisión de pasar por Popayán y no haber otra persona a quien dirigir mis molestias me tomo la libertad de dirigirme a usted a fin de que me haga el favor de proporcionarme 8 mulas de carga y 6 de silla para seguir a La Plata; como también una casa para alojarme los pocos días que debo permanecer en esa ciudad, que no deben ser más que los precisos para proporcionar dichas bestias. Advirtiendo a usted que la casa sea sola. Deseo lo pase usted bien y que ocupe con franqueza a su obsecuente servidora que su mano besa, Manuela Sáenz."

Cordial saludo,