LA VIRGEN DE LA ESPERANZA MACARENA
Sábado 25 de marzo, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Uno de los rostros más impresionantes de la Semana Santa Sevillana es el de la Virgen de la Esperanza Macarena, popularísima imagen del siglo XVII, de autor desconocido, rodeada de miles de fieles, luciendo cada año uno de los tres mantos bordados en oro que posee (el de "Malla" y el de Tisú obras de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, y el de la "Coronación" de Esperanza Elena Caro) y corona de oro de ley, realizada a principios de siglo XX por la Joyería Reyes siguiendo el diseño de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, y enriquecida con admirable pedrería para su coronación canónica, bambalinas y techo del palio de Esperanza Elena Caro siguiendo el diseño de respiraderos bordados por la misma artista.

La Virgen tiene esculpidas la cabeza y las manos. La Macarena fue restaurada en el siglo XIX y en 1981 y 1992 por Francisco Arquillo.

En sus orígenes, la cofradía de "Nuestra Señora de la Esperanza" se fundó en el convento de San Basilio, teniendo como fines primordiales la asistencia a personas enfermas y la caridad. Su espiritualidad estaba basada en la de los monjes Basilios. En 1.624 obtienen el permiso del Diocesano para poder salir en procesión del Viernes Santo. En 1.654 la cofradía se traslada a la parroquia de San Gil

Con el paso de los años la cofradía se convierte en una seducción para los sevillanos hasta tal punto que se alcanza una proyección internacional de la Virgen. Esto llega definitivamente en el siglo XX, gracias sin lugar a dudas a macarenos tan ilustres e importantes como Juan Manuel Rodríguez Ojeda, Juanita Reina y Joselito "El Gallo", entre otros.

Juan Manuel Rodríguez Ojeda creó una fórmula original de vestirla, contribuyó decisivamente a crear con sus bordados el “modelo macareno”. No en vano su manto verde de malla, el posterior de tisú y el palio rojo, son considerados hoy como verdaderos prodigios y monumentos de fe en el arte cofradiero. Juanita Reina una de las más famosas copleras y artistas españolas, nacida en 1925 en el barrio la Macarena mostró una religiosidad devota concentrada en la Virgen de la Macarena. Joselito "El Gallo" con la mitad de su fortuna obsequió a la Macarena las esmeraldas que van prendidas en el pecho junto a la pluma de oro. Joselito murió en el ruedo en 1920, por lo que la Macarena estuvo vestida de luto riguroso durante ¡un año!.

En la madrugada del 18 de julio de 1936 se produjo el incendio intencionado de la Parroquia de San Gil. Las Imágenes, pasos y objetos que se guardaban allí se trasladaron al domicilio particular de un Hermano. En 1.949 las imágenes se colocaron en su nueva sede en el Templo Macareno, que con el tiempo alcanzaría la dignidad de Basílica Menor.

Cordialmente,