REINICIO DE ACTIVIDADES
Martes 22 de abril, 2003
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Iniciamos las actividades de la Red de payaneses con un relato de lectura lenta, que toca el corazón e inmensamente motivador, del valor de un niño ante su hermana enferma, transcrito del libro "Chicken soup for the soul" de Canfield y Hansen:

"Hace muchos años cuando trabajaba como voluntaria en el hospital, conocí a una niña llamada Liza que sufría de una extraña y grave enfermedad. Su única esperanza de recuperase parecía ser una transfusión de sangre de su hermano de cinco años, que milagrosamente había sobrevivido a la misma enfermedad, y por lo tanto había desarrollado los anticuerpos necesarios para combatirla. El doctor explicó la situación al niño, y le preguntó si quería dar su sangre a su hermana. Lo vió vacilar sólo por un momento antes de dar un profundo suspiro y decir:

-Sí, lo haré si eso salva a Liza.

Mientras se realizaba la transfusión de sangre él yacía en cama al lado de su hermana y sonrió, como lo hicimos todos, al ver que el color volvía a las mejillas de la niña. Entonces el rostro del niño palideció y se borró su sonrisa. Miró al doctor, y le preguntó con voz temblorosa:

-¿Empezaré a morir ahora?

Por ser tan jóven el niño había malinterpretado al médico. Pensó que iba a dar a su hermanita toda su sangre".

Cordial saludo.