UTILIZACION DEL CORDÓN UMBILICAL
Domingo 18 de enero, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Sully Orozco de Obando nos da algunos detalles del nuevo tratamiento para la terrible enfermedad que azota la humanidad. Nuestros agradecimientos para Sully.

Cordial saludo,

***
Banco de sangre de cordón umbilical
Por Sully Rodríguez de Obando


Uno de los miembros de nuestra red ha sido sorprendido con la noticia que su hija tiene leucemia pero por esos milagros de la vida su esposa espera un segundo bebé, me ha pedido que le explique lo del banco de sangre de cordón umbilical, aunque esta propuesta fue hecha en Noviembre, sea este el momento de compactar la información dada ese día y hacerla disponible a todos los miembros de nuestra red.

SANGRE DEL CORDÓN UMBILICAL

El primer trasplante de células madre de cordón se realizó con éxito en 1.988 en un niño que padecía de una forma complicada de anemia llamada De Fanconi.

A partir de 1.994, las investigaciones condujeron a la viabilidad de conservar la sangre del cordón umbilical para emplearla posteriormente en la obtención de células madre.

Por ser una investigación nueva, no hay muchos indicios sobre el tema, esto sólo fue un resultado de experimento relacionado con estas células. Lo citado fue recopilado por la Revista muy Interesante del año 2.001, y por la página Web del Banco del Cordón Umbilical de Venezuela (www.embarazada.com).

Bases Teóricas

Poco después de la fecundación, el cigoto comienza a dividirse. En los seres humanos, tras unos cinco días de sucesivas divisiones se transforma en un blastocisto. El blastocisto es, en esencia, una diminuta esfera hueca compuesta de una capa celular externa y un conjunto de una treintena de células llamada mosca celular interna, que está adherido a la pared interior de la esfera.

La capa celular externa se convierte en la placenta, y la masa celular interna, en el embrión humano. En la fase de blastocisto, las células de la masa interna aún no ha comenzado a diferenciarse, o especializarse, en tipos específicos de células, como las nerviosas, renales o musculares. Cada célula madre en su etapa embrionaria es capaz de desarrollar un embrión completo (porque cada masa celular del blastocisto es totipotente).

Las células madre son el origen de componentes sanguíneos tales como los glóbulos blancos que combaten enfermedades, glóbulos rojos que acarrean oxígeno y las plaquetas que coagulan y cicatrizan. Existen 3 tipos de células madre, la más usada por el BSCU son las embrionarias, son aquellas que se extraen en la etapa de blastocito y mantenerlas en estado indefinido en cultivos de líneas celulares, dicho cultivo de células madre es con el fin de producir una cantidad ilimitada de copias idénticas a ellas, pero los científicos actualmente tienen un gran motivo de preocupación que es que en el proceso de extracción de las células madre, se destruye el embrión, según ellos se priva el embrión de la posibilidad de convertirse en un ser humano completo.

Las células madre adulta es una célula indiferenciada (no especializada) que se encuentra en un tejido diferenciado (especializado), como la médula ósea, la sangre, los vasos sanguíneos, la piel, la médula espinal, el hígado, el tubo digestivo y el páncreas. Recientes investigaciones dieron a entender que las células madre adulta poseen menos potencial regenerativo que las células madre embrionarias, no obstante, investigaciones posteriores en estudios con animales indican que ciertos tipos de células madre adultas tal vez tengan la capacidad regenerativa de diferenciarse en tejidos distintos de aquellos de los que proceden.

Las células madre adultas extraídas de la sangre y de la médula ósea, llamadas células madre hematopoyéticas, tienen la capacidad de auto renovarse continuamente en la médula ósea y de diferenciarse en todos los tipos de células presentes en la sangre.

Este tipo de célula madre ya se ha utilizado en tratamientos contra la leucemia y otros trastornos hematológicos, que es el caso del objetivo del BSCU, desarrollar un plan para tratar desórdenes hematológicos. Primero se extrae la sangre del Cordón Umbilical y de allí se separan las células madre adultas que son congeladas para ser usadas a futuro en niños asegurados en dicha organización. A parte de este avance los científicos afirman o dan lugar también a células no sanguíneas como las hepáticas, así como a otras semejantes a neuronas y otros tipos de células cerebrales. No obstante, los científicos que han trabajado con células madre adultas siguen tropezando con grandes obstáculos. Dichas células son escasas y difíciles de reconocer, pero al menos, cualquier beneficio médico que puedan reportar no serán a costa de la destrucción de embriones humanos. Uno de los más grandes avances del Almacenamiento de la Sangre del Cordón Umbilical es que se ha utilizado como medio de tratamiento viable en el caso de la Leucemia Linfocitica Aguda Infantil. Esta enfermedad es maligna y progresiva y se trata de la existencia de un gran número de células blancas sanguíneas inmaduras que se pueden encontrar en la sangre, la médula ósea, los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos.

Sully,