YOLANDA LATORRE
Miércoles 17 de abril, 2002
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Yolanda Latorre relata sus impresiones durante la presentación de la Misa Patoja. Nuestros agradecimientos a Yolanda.

Cordial saludo,

Comentarios sobre la Misa Patoja
Por: Yolanda Latorre

LA MISA PATOJA fué, para mí un espectáculo bellísimo. Creo que me llegó al alma por ser popayaneja, igual que a todos los que estábamos en el mismo palco.-Hermoso. Alvaro, en especial, merece unas felicitaciones muy desde el fondo del alma. Cómo sentí este amor tan grande por mi tierra. Cómo me sentí orgullosa y feliz, y dolida, a la vez por el terrible descenso que hemos sufrido. Alguien te habrá contado un poco sobre ese concierto, yo diría sobre ese espectáculo.

Fué una mezcla de teatro, música y literatura. De teatro porque simulaba una Misa, con un sentido muy religioso, un narrador que era a la vez el sacerdote, la entrada del coro, todos disfrazados como de animasolas en colores muy fuertes, morados, naranjas, iban haciendo ruidos de la procesión: "Maní ... maní... tostadito... padre nuestro que estás en los cielos .... chito!!....... Detén oh Dios benigno tu azote poderoso...... " Llegaban al escenario por los dos laterales de la platea y se situaban en sus puestos al fondo del escenario. La parte musical, a base de instrumentos solamente de percusión con unos sonidos bellisimos de campanitas, de triángulos, de chilindrines, de campanas grandes, de tambores, en fin, tú sabes bien cuántos de estos instrumentos existen. Y unos coros preciosos, eran 60 cantores, las animasolas que te cuento. Y la parte literaria, eran fragmentos de poesía de Alberto Mosquera, de Rafael Maya y de Martán Góngora. Estos fragmentos hablaban mucho del amor, de la guerra, impresionante en estos momentos que estamos viviendo, de la paz. Había otro fragmento hermoso de San juan de la Cruz. El narrador leía estas poesías muy despacio, y venían los arreglos corales de las mismas.

Bueno. Y me sentí realmente emocionada. Te aseguro que más de una lágrima derramé ...

Yolanda.