IMPERIO INCA Y EXTERMINIO: II
Miércoles 14 de enero, 20004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Carlos Ayerbe y Gustavo Wilches-Chaux nos ilustran con sus comentarios el artículo "Imperio Inca y exterminio" del 13 de enero. Sendos agradecimientos para ellos

Cordial saludo,

***

CARLOS AYERBE:
Con historias y antecedentes como estos y muchísimos otros luctuosos insucesos a través de la historia americana tan llenos de crueldad, no es raro que hoy día los descendientes de estos Españoles y esos Indios sigan el mismo camino y continuen matándose los unos a los otros en nuestros días. La genética tiene la palabra. Verdaderamente poco o nada debe enorgullecernos nuestro ancestro, producto del sangriento conquistador y el servil conquistado, cuando mirando con objetividad se observa el desarrollo de una historia truculenta que perdura hasta nuestros días.

GUSTAVO WILCHES-CHAUX:
Muy interesante la nota sobre el imperio Inca, el cual me da la oportunidad de compartir una inquietud que puede ser interesante. Se trata de la ortografía del nombre "Cuzco", que mucha gente en el "Cusco" escribe con "s" y no con "z". El argumento para escribir "Cusco" es que la palabra con "z" quiere decir "perro callejero", acepción con que la usamos los patojos.

(Como sabes, en Popayán usamos muchos quechismos: chuspa, guaucho (huérfano, abandonado), cucusma (pasamontaña), etc.)

En cambio Cusco con "s", quiere decir OMBLIGO (Creo que allí puedes tener un lapsus por lo que ombligo se dice "navel" en inglés). El Cusco era el ombligo del imperio Inca.

Yo tuve la oportunidad de conocer esa ciudad deslumbrante (en todos los sentidos de la palabra) y, definitivamente, el sol brilla allá de una manera especial. Que ni en Popayán... El Cusco tiene todos los méritos para ser el ombligo del imperio.