GUAZABARA 1536
Miércoles 28 de septiembre, 2005
De: Mario Pachajoa Burbano.

Amigos payaneses:

Una de las batallas más importantes que se han realizado en las cercanías de la actual
Popayán es la épica batalla de Guazábara en 1536, en donde 15.000 indios lucharon por su independencia y derechos, contra los 10.000 combatientes del ejército español.

Así describe este encuentro, Jaime Zúñiga Salazar:

Al grito de guerra dado por los yasgüen amenazados por ejércitos peninsulares respondieron todos los caribenes, pubenenses con numerosos ejércitos de la zona del actual Popayán, Tierradentro, Guambía, Coconuco, Timbío y el Tambo y se situaron desafiantes y altaneros en los llanos de Guazábara.

A la cita de combate concurrieron animados por el valor salvaje y vestidos con todos sus arreos militares los caciques Calambás y Pubén, Aniobongo, Chisquío y la cacica Gaitana. A fines de febrero de 1536, los ejércitos contendores se hallaron frente a frente en el inmortal campo de Guazábara, bajo el comando de los temibles yasgüenes pubenenses, Kaldera y otros caribenes.

 El ejército conquistador bajo las órdenes de Sebastian de Belalcázar estaba compuesto por más de 11.00 soldados y el de pubenenses por cerca de 15.000. Las armas de los españoles eran arcabuses, trabucos y lanzas que sembraban la muerte a los indígenas, ayudados por la caballería que comandaba Miguel López Muñoz. Enfrentados los ejércitos combatieron ferozmente durante una semana sin descanso. Belalcázar ordenó no dar cuartel al enemigo y luchar sin tregua hasta triunfar definitivamente.

Los perros alemanes, la caballería, las lanzas, los trabucos y las espadas de los españoles segaban por centenares la vida de los valientes defensores de libertad. A su vez las lanzas voladores, los dardos certeros, las flechas envenenadas, la ira salvaje destapada, las imperativas órdenes militares y el postrer aliento de los moribundos se ahogaba al grito ensordecedor de los combatientes indígenas. En la batalla fue herido Belalcázar a manos del yasgüén Kaldera en tanto que los pubenenses perdieron en el combate sus más valientes defensores en momentos de suprema angustia.

Al final de la batalla se encontraron tendidos sobre el verde césped miles y centenares de soldados puebenenses, los yasgüenes y caribenes principales así como también miles de guerreros traídos del Perú y el Ecuador, especialmente yanaconas y soldados españoles. Terminado el combate a fines de marzo de 1536 los españoles continuaron hostilizando a los belicosos y altivos indígenas que tan feroz residencia habían puesto a los ejércitos conquistadores.

El cronista Juan Castellanos al describir esta batalla dice que los pubenenses marchaban como germanos y Andagoya refiere que parecían tropas de Italia en ejercicios militares. Según el diccionario de la lengua, guazábara significa: algazara, motín. Este nombre se conserva en El Tambo, llano situado a un kilómetro de distancia, al occidente de la población. >

Así pagaron con sus vidas nuestros antepasados indígenas el patriotismo de defender u libertad mancillada enfrentándose a ejército superior en armas. La ingratitud humana no ha levantado un monumento en este sitio en memoria de los caídos por la libertad de América. La batalla de Guazábara fue una de las acciones de guerra más sangrientas e importantes de cuantas se libraron durante la convulsionada época de la conquista española..