GASTOS DE GUERRA
Domingo 31 de octubre, 1999
From: Mario Pachajoa Burbano

 Payaneses ilustres:

En el año de 1816 Popayán bajo el gobierno de  Warletta sufrió uno de sus peores oprobios económicos.  Warletta pasó una notificación a cada uno de los ciudadanos más pudientes de la ciudad fijándoles una contribución monetaria de guerra y  haciéndoles saber que si no la pagaban, al dia siguiente de recibida la misiva, quedarían inmediatamente presos y a disposición de Warletta. Además, exigió a algunas señoras y vecinos pudientes una ración periódica en especie para el abastecimiento de las tropas.

Una lista parcial de dichas cuotas es la siguiente:

José María de Mosquera $ 49.000;  María Josefa de Hurtado v. de Mosquera $ 10.000; Manuel María Arboleda $ 10.000;  la mortuoria de Francisco José Arboleda $ 10.000;  José Diago $5.000;  Marcos Bermúdez $ 4.000;  Nicolás Hurtado $ 3.000;  José Joaquín Sanclemente y José Riestra, a cada uno, $ 2.000;  José Cobo $ 1.900; $ 1.000 a cada uno de los siguientes:  Matías Fajardo, Manuel Larrahondo, Santiago Arroyo, Mariano Rodríguez, Francisco A Rebolledo, Nicolás Tejada, Manuel A Rada, Fernando Balcázar, Manuel José Barona, José Rafael Mosquera, mortuoria de Dionisia Mosquera.
Durante los regímenes de Sámano, Solís y Calzada, Popayán sufrió peores exacciones, además de los innumerables saqueos a que fue sometida.
Por otra parte, Popayán contribuyó voluntaria y generosamente con cuantiosos donativos a la causa patriótica:  a Baraya, en 1810, con $ 70.000; a Nariño, en 1814, con $ 100.000; al Libertador Simón Bolivar en 1822, con $ 100.000.  Abónense también los $ 600.000 llevados en barras y doblones por el Gobernador Tacón en su fuga a Quito en 1811, después de la batalla de Bajo Palacé.

Estos datos dan la medida en que Popayán  empezó a empobrecerse y llevarla a la ruina y miseria, al terminar la llamada Guerra Magna.
Cordial saludo,  

el gobierno de Warletta sufrió uno de sus peores oprobios económicos.  Warletta pasó una notificación a cada uno de los ciudadanos más pudientes de la ciudad fijándoles una contribución monetaria de guerra y  haciéndoles saber que si no la pagaban, al dia siguiente de recibida la misiva, quedarían inmediatamente presos y a disposición de Warletta. Además, exigió a algunas señoras y vecinos pudientes una ración periódica en especie para el abastecimiento de las tropas.
Una lista parcial de dichas cuotas es la siguiente:
José María de Mosquera $ 49.000;  María Josefa de Hurtado v. de Mosquera $ 10.000; Manuel María Arboleda $ 10.000;  la mortuoria de Francisco José Arboleda $ 10.000;  José Diago $5.000;  Marcos Bermúdez $ 4.000;  Nicolás Hurtado $ 3.000;  José Joaquín Sanclemente y José Riestra, a cada uno, $ 2.000;  José Cobo $ 1.900; $ 1.000 a cada uno de los siguientes:  Matías Fajardo, Manuel Larrahondo, Santiago Arroyo, Mariano Rodríguez, Francisco A Rebolledo, Nicolás Tejada, Manuel A Rada, Fernando Balcázar, Manuel José Barona, José Rafael Mosquera, mortuoria de Dionisia Mosquera.
Durante los regímenes de Sámano, Solís y Calzada, Popayán sufrió peores exacciones, además de los innumerables saqueos a que fue sometida.
Por otra parte, Popayán contribuyó voluntaria y generosamente con cuantiosos donativos a la causa patriótica:  a Baraya, en 1810, con $ 70.000; a Nariño, en 1814, con $ 100.000; al Libertador Simón Bolivar en 1822, con $ 100.000.  Abónense también los $ 600.000 llevados en barras y doblones por el Gobernador Tacón en su fuga a Quito en 1811, después de la batalla de Bajo Palacé.
Estos datos dan la medida en que Popayán  empezó a empobrecerse y llevarla a la ruina y miseria, al terminar la llamada Guerra Magna.
*
Durante la presidencia del General Francisco de Paula Santander, 1834, se resolvió el importante asunto de la liquidación de la deuda contraída para los gastos de la independencia, la que subía a la suma de $102'943.777,60  Como la Gran Colombia se dividió en tres países: Nueva Granada, Venezuela y Ecuador y después de varias conferencias, se acordó distribuirla, aproximadamente: el 50% para la Nueva Granada, 27% Venezuela y el resto Ecuador. A la Nueva Granada le adjudicaron:  $51'699.144,19

Cordial saludo,