FILOMENA SEGURA CALDAS
Martes 25 de marzo, 2003
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Foto: Archivo de Regina Varona G
Un día como hoy, 25 de marzo de 1935 murió en Popayán, Filomena Segura Caldas, prima del Sabio Caldas, distinguida maestra y profesora e hija de Guillermo Segura y Bernardina Caldas Grueso. Nació en Popayán el 22 de agosto de 1841.

Su precocidad mental se hizo manifiesta cuando entrada apenas a la edad reglamentaria escolar sostuvo examen de lectura en el idioma francés, con tanta fluidez como la dada a conocer en el idioma materno.

A los 14 años, inclinada por vocación a la carrera pedagógica ejerció el cargo de maestra de escuela en Popayán, y dió de este modo principio a una larga y silenciosa labor que la encontró siempre firme y optimista.

Se unió en matrimonio con José Gaspar Ayerbe, pedagogo payanés educado en Bélgica quien le transmitió sus vastos conocimientos.

En seguimiento a su esposo, que anduvo en el ejercicio del profesorado, Filomena fue maestra en Pasto, Barbacoas, donde dirigió el Liceo Público; en el puerto ecuatoriano de Bahía de Caráquez, el Colegio Nacional; en Santigo de Chile, la escuela de Concepción y en Santiago y San José de Costa Rica el Colegio Oficial. Regentó también algunos colegios privados en Panamá y Chiriquí.

Viuda y con ocho hijos regresó a Popayán donde colaboró en el Colegio para señoritas, fundado y dirigido por Adelaida Castillo de Valencia, madre del poeta Guillermo Valencia.

Por dos años desempeñó el cargo de subdirectora de la Escuela Normal de Señoritas y luego directora, por doce años.

Fueron hechura suya y portavoces de su pensamiento, 300 maestras graduadas que difundieron educación pública desde el Golfo de Panamá hasta el Carchi; del Pacífico a Chinchiná y en las regiones del Caquetá.

Amante de las letras, colaboró en la sección femenina del diario "El Mercurio", como también escribió y dejó inéditos algunos compendios tales como la "Historia de la pedagogía", "El qué castellano" y "Métodos abreviados de aritmética".

Por ordenanza número 12 del 5 de julio de 1935, la Asamblea del Cauca, considerándola benefactora de la cultura ordenó que la Escuela del Barrio Bolívar llevara su nombre, colocando su retrato.

Después de 45 años en el servicio del magisterio murió a la edad de 93 años y 5 meses.