SEMANA SANTA EN POPAYAN: III
Miércoles 27 de marzo, 2002 
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses semanasanteros:

Jorge Flórez Calvo, nos comenta el desarrollo de nuestro famoso y lucido Festival de Música Religiosa. Pero antes, notas que hemos recibido. Nuestros agradecimientos a cada uno de los remitentes. Saludos,

AMALIA GRUESO DE SALAZAR. Alvaro Thomas se ha inmortalizado con la dirección, coordinación y logros alcanzados con la Misa Patoja. Nadie mejor que él para haber desarrollado este proyecto, su inteligencia, su don de gentes, sus vinculaciones y amor por el terruño fueron las mejores herramientas para lograr el sueño, que como el dice "de Edmundo", pero que estoy segura si Edmundo viviera diría, esto es de todos. Hoy día Edmundo desde la otra vida estará gozando de ver cómo toda su emoción y dedicación por el Festival y la Semana Santa, cuenta hoy con la Misa Patoja. Felicitaciones para todos por haber logrado este objetivo para la Semana Santa del 2002.

EMMA ALVAREZ BURKE: Mil y mil gracias por llevarnos a Popayán en esta Semana Santa. Cuánto diera por estar allá en estos días, pero con la información que tenemos día a día nos damos cuenta de ese fantástico programa que tienen este año. Por suerte que tenemos personajes como Alvaro Thomas que con sus noticias y entusiasmo nos pone al día de todo lo que ocurre en nuestra querida ciudad. Para nuestra Red de payaneses, FELICES PASCUAS.

MARIO VIDAL SARRIA. Adentrándome en los recuerdos de mi niñez através de tus aportes de nuestra Semana Mayor, me remonto a la Comida de los Presos del Martes Santo, al simbólico Barrabás de Jueves Santo, a la visita obligada de los Museos y el estrene de "pinta" de los Viernes Santos y me parece verme alumbrando al Amo Ecce Homo en las Procesiones. Saludos y un abrazo cordial para todos los Patojos disgregados por el mundo.

MARGOT VALENCIA DE PRADA. Qué interesante que Jorge Flórez Calvo nos esté ilustrando con tan completa información. Saludos,

MARTHA OCHOA. Estamos muy emocionadas con el estreno de la Misa Patoja. Tanto Sonia como yo tendremos la fortuna de cantar en esta maravillosa obra de Diego. Afectuosamente

FERNANDO MAZORRA, MD. MPH. Antes que nada gracias por sus recientes mensajes que prueban que nuestra Red, además de exaltar nuestro pasado "glorioso", también ofrece alternativas.

CARLOS HERNAN DAZA, MD Gracias por tan bella foto del Señor Caído. ¿En qué iglesia se mantiene durante el año?

*** ESCOLIOS DEL FESTIVAL
Por: Jorge Flórez Calvo
Popayán, 27 de marzo, 2002

Miércoles Santo.

Alabo a la dirección del Festival por invitar a grupos jóvenes corales para que participen en él. Quizás la emulación es lo más importante en la música, pero me pregunto si estos grupos se escucharán entre sí sin medir si unos son mejores que otros, si lo hicieran ecuánimemente podrían medir aciertos y desaciertos. El Grupo Coral ARCADIA que se escuchó en el concierto de las 12:30 del medio día, IV popular, es un grupo bueno, creo el matriarcado predomina en él, los directores deben medir las voces de tal manera que cada obra merece una variabilidad que debe estimarse para callar a algunos y hacer cantar a los opacos.

El programa de hoy importante, en especial por la música de compositores tan importantes como Gesualdo da Venosa ( s. XVI-XVII ); Claudio Monteverdi, de la misma época; M.A. Charpentier ( s XVII ) ; Pablo Casals ( s.XIX- XX ) y Domenico Scatlatti ( s. XVII- XVIII ).

Me pregunto ¿Por qué la escogencia de obras tan complicadas de la polifonía religiosa pudiendo interpretar obras más receptivas?, no me refiero al coro de hoy pues la dirección es excelente y conoce muy bien la obra que ejecuta, puede ser que el nombre de Festival de Música Religiosa estriñe un poco a los directores que escogen programas que necesitan de más estudio.

El programa de hoy se trocó totalmente, un acierto que en cada obra que interpretaban se tradujera el texto.

No debe demeritarse ni al grupo ni a la dirección, me parece que los cambios en el programa desorientan, pueden tener su razón pero deben estudiarse desde antes. La dirección del coro a cargo de Cecilia Espinosa A, justa y buena y tiene un gran ascendencia en el grupo. Las voces femeninas bien timbradas y buen manejo de la tesitura, las de los hombres, débiles, pusilánimes, sin embargo, merecen los dos grupos, felicitaciones en especial por la interpretación de O VOS OMNES de Pablo Casals ( 1876- 1973 ), que pasó del sexto al cuarto lugar.

El Stabat Mater de Doménico Scarlatti, muy bueno, adivinaba que le harían falta voces masculinas, así fue, es una obra a 10 voces y si alguna falla o se debilitan no se logra el fin que tiene la obra y su valor en la polifonía sacra, sin embargo, no fallaron la expresaron como debe ser, esto es lo importante de tener una maestra de la calidad de doña Cecilia.

Por lo tanto, alabo la dirección y al coro en general de voces muy jóvenes con gran futuro, presentación buena.

CUARTO DE ABONO a cargo de la SINFÓNICA DE COLOMBIA, Dirección de Alejandro Posada Gómez

Obras: Samuel Barber, Adagio para cuerdas, Op. 11; Wolfgang A. Mozart, Voncierto para Clarinete en La, K 622, solista :José Luis Barón y la Sinfonía N0. 7 de L. V. Beethoven en La, Op. 92. El programa no podía ser más jugoso e importante. Tres grandes de la música y tres de sus más grandes realizaciones.

Adivino desde la primera presentación de la Sinfónica en el día de ayer que en el interior de ésta existe algo que está impidiendo la brillantez y la excelencia de otros tiempos.

Refirámonos al concierto: El Adagio de Barber por parte de los chelos muy regular, sólo se afinaron con el clarinete del concierto que seguía.

El Concierto de Clarinete bueno pero faltó el arrobamiento que ese concierto produce en el que lo escucha. Buen clarinete, buena expresión, de alta calidad en el manejo del instrumento dulcísimo, insisto debe emocionar mas, el concierto se presta, sino sale muy recto.

La orquesta bien puesta y la dirección precisa y justísima.

La Sinfonia N0.7 de Beethoven corrigió los errores que tuvo la orquesta el día anterior, por lo menos los vientos estuvieron afinados; clarinete , oboe y flautas buenas.

La dirección excelentísima, de allí los aplausos. Esta obra arroba y emociona, sus contrastes son extraordinarios y los cornos se lucieron pues allí es donde al movimiento primero alcanza la elevación necesaria para gustarla.

En el segundo movimiento el dramatismo intrascendente tres frases de las cuerdas simples lo hacen grandioso, su textura se resuelva después de escucharlas en tres ocasiones.

En fin, el final, después de un presto agradable y difícil de dirección y ejecución se entra a un allegro con brío grandioso. Sólo Beethoven lo conduce a uno hacia lo más alto con un tema final repetido que seduce.

Bien por la orquesta esta noche.