FACULTAD DE TELECOMUNICACIONES
Viernes 26 de marzo, 2004
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

La famosa, exitosa y siempre bien ponderada Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de Popayán, FIET, según se deduce de la lectura del informe adjunto, se halla a punto de fusión o de extinción .¿Es para bien? ó ¿Es para mal?.

Ojalá el gobierno escuche y tenga en cuenta sus comentarios, atento y responsable lector, y tome las decisiones que sirvan para incrementar los éxitos logrados por esta connotada Facultad que ha dado renombre a la Universidad del Cauca y a Popayán desde su misma fundación.

Cordial saludo,

***

Reforma estructura orgánica
Mesa de trabajo FIET


Conclusiones de la "Mesa de trabajo" de estudiantes de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones con respecto a la propuesta de reforma a la estructura orgánica de Unicauca.

Popayán, Marzo 23 de 2004

Honorables miembros:
Consejo Académico
Universidad del Cauca
L.C.


Por medio de la presente comunicación damos informe de las conclusiones que se generaron alrededor de la propuesta de modificación a la estructura orgánica de la Universidad del Cauca, desarrolladas en el espacio denominado “Mesa de trabajo de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones” que contó con la participación comprometida de un numeroso grupo de estudiantes de la Facultad.

El punto controversial de la propuesta es la iniciativa de eliminar la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, como aparece literalmente. Las conclusiones de la Mesa de Trabajo parten de un análisis profundo de la propuesta y como estudiantes comprometidos con el bienestar de la “Universidad” y de la “Calidad de los Programas Académicos” hemos considerado muy importante nuestra participación dentro de este proceso.

A continuación se listan las conclusiones citadas:

A pesar de que la propuesta presenta cuatro objetivos fundamentales, no hay una relación clara de éstos con los problemas que se quieren solucionar con la creación de la Facultad de Ingeniería, así como tampoco hay una argumentación formal y cuantitativa a cerca de las implicaciones académicas, administrativas y financieras de un cambio estructural como el que se pretende.

0Si se entiende que toda modificación a la Estructura Orgánica de la Universidad obedece a unos objetivos de mejoramiento en la eficiencia de las unidades académicas y administrativas, el documento no es preciso en la medida en que carece de un sustento objetivo, de un estudio que demuestre cuantitativamente la ventaja de la re-estructuración.

La propuesta hace mención a la creación de una Facultad de Ingenierías que agrupe a las Facultades de Ingeniería Civil y de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones. La propuesta no expone cómo sería la estructura orgánica de la nueva Facultad de Ingenierías y que participación tendría cada de las facultades actuales (Civil y Electrónica) en las unidades académico administrativas.

De momento contamos con una Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones que goza de un alto reconocimiento a nivel nacional e internacional dado su participación y resultados en reconocidos proyectos también del orden nacional e internacional, contamos con unos programas de alto grado de exigencia académica que nos brindan un óptimo nivel de preparación para competir en la búsqueda de oportunidades laborales, disponemos de un cuerpo profesoral identificado con la Facultad, que se enorgullece de los logros obtenidos y se preocupa por proyectarla de diferentes formas a la sociedad. La propuesta no contempla en que forma se protegerían los procesos internos de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones para conservar el mismo nivel de eficiencia presentado hasta el momento y si es la necesidad, como mejorarlos.

Como es ampliamente conocido, la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones ha sido una de las primeras facultades en participar en el proceso de
acreditación y como resultado de la autoevaluación, se presentó la documentación requerida para iniciar el proceso de evaluación externa. Sabemos todos que el resultado de ese arduo trabajo fue la acreditación de alta calidad del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones por 6 años, máxima alcanzada en la Universidad. También conocemos que el reto de la acreditación no es tanto conseguirla como mantenerla y para esto se crearon los planes de mejoramiento que ya han sido puestos en marcha siguiendo el cronograma trazado en la documentación enviada al CNA (Comité Nacional de Acreditación). Nos preocupa que con una reforma de este tipo se puede entorpecer el trabajo emprendido con serio compromiso por parte de los comités encargados en ejecutar estos planes, poniendo en riesgo el logro de los objetivos trazados para mantener la acreditación de alta calidad del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones.

Consideramos que una propuesta de Reforma a la Estructura Orgánica de una unidad académica, como lo es en este caso, la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, debería ser concertada con las personas sobre quienes recae la responsabilidad del correcto desempeño de ésta. Se habla de los profesores, jefes de departamento y coordinadores de los diferentes programas. Debe existir un alto grado de coherencia entre los intereses de la Administración Central que promueve el desarrollo Institucional y los intereses de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones que propende por el mejoramiento continuado de la calidad de sus programas, la evolución de las líneas de énfasis para ir a la vanguardia con la tecnología, la participación en proyectos de alto grado de proyección social y la adaptación adecuada del nuevo paradigma de educación en los diferentes programas.

Nadie como los mismos miembros de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones conoce las debilidades y fortalezas de sus programas y sus departamentos. Por esta razón solicitamos a la Administración Central se sirva de recopilar información que le permita conocer las entrañas de la Facultad y analizar que es lo que se puede mejorar y en que forma, y en el momento de hacer una propuesta formal de re-estructuración, se cuente con la participación de los profesores y estudiantes de la Facultad.

Habiéndose puesto de moda el imitar modelos organizacionales de las universidades privadas o internacionales, solicitamos se haga un estudio comparativo de las estructuras orgánicas de diferentes universidades, utilizando fuentes de información verídica, y si es el caso trayendo ponentes de diferentes esquemas, para posteriormente analizar críticamente las ventajas y las desventajas de nuestra estructura con respecto a las externas. Seguramente las conclusiones nos llevarían a considerar una reestructuración de todas las Facultades de la Universidad, para hacer correspondencia con un modelo bien definido.

El tercer objetivo de la propuesta mencionaba que era necesario racionalizar la carga de labor docente destinada a realizar labores administrativas. Consideramos que esta no es una medida adecuada, siendo importante la participación de los profesores a las actividades administrativas ya que contribuyen en su formación integral y les permite ubicarse en un contexto desde el cual pueden percibir a la facultad como un organismo que hace parte de una institución por la cual se deben dirigir todos los esfuerzos y no restringir su campo de acción en el dictar una cátedra. La participación activa de los profesores en labores administrativas favorecen al objetivo de proyección social de la universidad al tener estos una mayor incidencia en los procesos internos que adelante la universidad para atender a las necesidades del entorno. Igualmente, resaltamos que dentro de los procesos de acreditación se trazan planes de mejoramiento que deben ser puestos en marcha por los diferentes comités, y allí es fundamental el trabajo de los profesores.

Actualmente la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones esta conformada por cuatro Departamentos (Telemática; Electrónica, Instrumentación y Control; Sistemas; Telecomunicaciones), todos estos se ha caracterizado por su interés en la formulación, consecución de recursos y puesta en marcha de importantes proyectos de investigación, que han dejado en alto el nombre de la Universidad. Desde la creación de los diferentes departamentos, estos han adoptado una dinámica de trabajo constante y productiva, dirigida por la formulación de objetivos y el cumplimento de metas puntuales, que se ve reflejada en los logros obtenidos por las diferentes líneas de investigación, la creación de nuevos programas y el fortalecimiento de las líneas de énfasis del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones. La propuesta contempla la eliminación de los departamentos actualmente conformados y plantea la creación de dos departamentos: El de Telecomunicaciones y el de Electrónica e Informática. Consideramos que tanto eliminación como la creación de nuevos departamentos debe contar con una argumentación fuerte, (que actualmente carece la propuesta), en la medida en que se analice la labor que desempeña actualmente cada departamento y se proyecte su participación dentro de un nuevo departamento para el cual se definan claramente sus funciones y objetivos de trabajo.

La reforma académica se ha empezado a aplicar en los programas de Ingenierías a nivel de las materias de formación básica como lo son las Físicas y las Matemáticas, y para que esto se diera no ha sido necesaria una reforma a la estructura orgánica de ninguna Facultad.

Actualmente se han detectado inconvenientes en la aplicación de este modelo que aún no han sido resueltos, como lo es el hecho de la falta de organización en la
programación de los exámenes, existiendo casos de cruce de exámenes con materias propias de la carrera. Igualmente se ha notado una disminución en la exigencia académica en estas materias básicas, al igual que se ha perdido el enfoque de las materias hacia las necesidades de cada programa. Por las razones expuestas, consideramos que antes de pensar en reformar una estructura orgánica de debe pensar en mejoramiento de los programas actuales y en resolver los inconvenientes que se han generado por la aplicación de la reforma académica sin existir una planeación previa concertada entre los diferentes decanos de las facultades que se prestan servicios.

Dentro del proceso de autoevaluación del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, adelantado durante el proceso de acreditación, se tuvo en cuenta dentro del factor: “Organización, Administración Y Gestión”, la característica: “Organización Administrativa Del Programa”, la cual obtuvo un grado de cumplimiento de 4 en una escala de 1-5 y cuyo juicio fue:

“Existe alto grado de correspondencia entre la organización administrativa del Programa con la de la Institución, según la apreciación emitida por un alto porcentaje de la comunidad universitaria. Igualmente existe una gran correspondencia entre las necesidades del Programa y su organización administrativa. Los propósitos formulados por el Programa se han logrado en buen grado, con base en el aporte de todos y de cada uno de los miembros de la comunidad Universitaria. El Programa ha logrado desarrollar una gran capacidad para el cumplimiento de sus tareas.”

A pesar de que este juicio se desarrollo para el programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones la estructura comprende a todos los programas de la Facultad. Como se puede apreciar en el juicio de la característica que se adjunta a este documento, gozamos de una estructura que ha garantizado el buen funcionamiento de los programas y que fue aprobada por los pares académicos evaluadores externos.

Esperamos sean considerados nuestros comentarios y se tenga en cuenta que para realizar una reforma de este tipo se deben presentar argumentos formales, desprendidos de un estudio profundo y con la participación de toda la comunidad académica. Estaríamos dispuestos a analizar una reforma que nos presente claramente (cuantitativa y cualitativamente) las ventajas de la reestructuración.

A continuación firmamos los integrantes de la “Mesa de Trabajo de la Facultad Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones” y los estudiantes que apoyan las conclusiones desarrolladas por la Mesa de Trabajo, como resultado de la socialización de la propuesta y de las conclusiones generadas con el estudio de la misma.

Carlos Mario Restrepo. Diana Carolina Bernal, Ana Cristina Moya, Angela Maria Viveros, Cristina Gomez, Oscar Viveros, Karina Ausecha, Sara Garzón, Sandra Pantoja, Julián Orlando Peña, Jhon Jairo Calvo, Fernando Ramírez, Nathaly Moreno, Edgar de la Cruz, Darío Fernando Rosas, Hernán Giovanny Taimal, Carlos Mauricio Dorado, Laura Sandino, Jussep Velásquez, Néstor Mateo Tibaquirá, Cristian Rodríguez, Freddy Legarda

Comentarios y sugerencias:
anacel@unicauca.edu.co
Publicado por: Editor Portal Web Unicauca