RAFAEL ALBERTO ERASO LOPEZ
Miércoles 3 de septiembre, 2003 
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Rafael Alberto Eraso López, abogado payanés, ha cumplido 75 años de edad, por lo que su querida familia y compañeros se han reunido para festejarlo. Nos unimos a ellos y le deseamos a Rafael Alberto, amigo ejemplar, largos y venturosos años. Incluimos la nota de Rubén Darío, a quien agradecemos su envío.

Cordialmente,

***

CUMPLEAÑOS 
Por : Rubén Dario Eraso Lápez

Se ha generalizado a través de los años que las denominadas “Bodas de Diamante” son sólo aplicables a la conmemoración de matrimonios, vigencia en el tiempo de entidades oficiales o privadas nacionales o internacionales que durante 75 años han logrado la continuidad de sus existencias con relativo éxito, pero el hombre se ha olvidado de tenerlos en cuenta para sí mismo, que considero desde todo punto de vista una omisión imperdonable.

Traigo a sus memorias la disquisición anterior, porque mi hermano RAFAEL ALBERTO ERASO LÓPEZ cumplió el 30 de Agosto de 2003 su aniversario 75 de nacimiento en nuestra querida y suficientemente historiada ciudad maternal, coincidente con el día de la religiosa celebración de Santa Rosa de Lima patrona de América, contando con el beneplácito de su madre viva ANA JULIA LOPEZ DE ERASO que en fecha pasada cumplió 95 años de ejemplarizante vivir, sus hermanos Ana Luisa, Rubén Darío, Libia Mery, Gerardo Alfonso, la común nostalgia por la irreversible ausencia pero sintiendo su halo espiritual en el sentimiento que nos anima de RUBEN MARIA ERASO AGREDO fallecido hace pasados 12 años, sus hijos Lucía Beatriz, Miriam Elena, Cecilia, Sonia Patricia, Fernando Alberto, Maria Angela, su esposa Rosa Mary, sus yernos Angel Edilberto Moreno, Juan Carlos García Castillo, Julián Prado Bonilla, Nelson Chagüendo, nietos, sobrinos, amigos y relacionados, que unidos en un solo corazón participan de este sublime sentimiento de amor para agazajarlo.

Nacido el 30 de Agosto de 1.928 como primogénito de los esposos ERASO LOPEZ en los inicios de un cristiano hogar regido en su añoso
transcurrir por el innato sentido de responsabilidad en el trabajo mancomunado para hacer estable y duradera esta unión conyugal, con su férrea e indesmayable voluntad para cumplir con sacrificios, tristezas y alegrías en su gama de distintos matices y contrastes, todas las pequeñas y grandes cosas que se suceden en el diario trajinar de la relación permanente de dos seres que se aman, contando siempre con la absoluta confianza en sí mismos y en la protección del Hacedor Supremo que rige este Universo, para legarnos con su inmenso bagaje de aciertos, un obligado ejemplo a seguir para la generación a la que pertenecemos y las venideras, que ya en conclusión reconocemos que cuando todo se hace con Amor nada es imposible.

Bajo estas premisas Rafael Alberto ha logrado realizarse en el sereno y destacado devenir de su vida con su titulada abogacía ejercida con probadas solvencia moral y profesional intachables, el consagrado apego, dedicación y diligente cumplimiento en sus obligaciones de hijo, hermano, esposo, padre, abuelo, tío, colega y amigo, y ya justamente en el disfrute de bien merecida jubilación y en la recta final de su parábola vital, llegar a este alborozado momento en que todos cogidos de la mano para comunicarnos y contagiarnos de su carisma y alegría, expresarle nuestros buenos deseos, dándole merecidos abrazos, besos y en un clamoroso aplauso decirle unánimemente a viva voz… ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, VIEJO QUERIDO…!!!