ECLIPSE DE PELICULA 
Lunes 13 de agosto, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses astrónomos:

Gloria Segura Zúñiga ha recibido de su hermano el siguiente artículo, a raíz de la lluvia de estrellas del 11 y 12 de agosto de este año. Nuestros agradecimientos a Gloria por participarnos de este fascinante tema. El primer eclipse total del Sol de este siglo, acaba de realizarse el 21 de junio pasado (se transmitió a todo el mundo por Internet) y el siguiente será el 4 de diciembre de 2002. También es muy famoso, pero poco conocido, el eclipse de la luna narrado por Josefo, en la noche del 13 de marzo del año 4 antes de Cristo, muerte de Herodes.

""" ... Un eclipse de película 
por Germán Puerta (www.astropuerta.com)

Los eclipses son uno de los más impresionantes eventos celestes y por ello han sido importantes en el desarrollo de ciertos eventos históricos. Veamos algunos ejemplos. El 28 de mayo del año 585 a.C. un súbito oscurecimiento del Sol detuvo una recia batalla entre los medos y los lidios; la impresión que causó el fenómeno entre los pueblos combatientes se tradujo en una inmediata paz. El eclipse de Luna del 27 de agosto del 413 a.C. tuvo un decisiva influencia en la guerra del Peloponeso; los atenienses estaban listos a mover su ejército sobre Siracusa cuando súbitamente se observó un eclipse de Luna. Los marinos y soldados se aterraron con el fenómeno y se negaron a marchar. Su comandante, Niceas pospuso el movimiento 27 días, tiempo suficiente para que los espartanos tomaran ventaja y acabaran totalmente con el ejército y la flota de Atenas. Un eclipse de Sol desató, se dice, una revuelta en la armada de Jerjes, mientras Alejandro, la víspera de la batalla de Arbela, logro gracias a su firme poder calmar a sus tropas espantadas por un eclipse de Luna.

En el año 1504 Cristóbal Colón sufrió varios meses de abandono por parte de su tripulación en las costas de Jamaica, mientras que los nativos rechazaban suministrarle las provisiones que le eran indispensables. La leyenda dice que Colón arregló un encuentro con los indígenas en la noche precisa, el 29 de febrero, cuando un eclipse total de Luna tendría lugar. Se piensa que basó su predicción en el conocimiento de las tablas de navegación del astrónomo Regiomontanus. Colón amenazó a los indígenas con hacer desaparecer la Luna si no le ayudaban, y como el eclipse ocurrió en el tiempo previsto, la impresión que causó ayudó a la supervivencia del temerario navegante. En los tiempos modernos también los eclipses totales de Sol han sido protagonistas del cine, como en la película animada de Walt Disney, Fantasía, o en Superman IV entre muchas otras. Pero sólo una vez en la historia del cine, sólo una vez, se ha filmado un eclipse real como parte de la escena.

El productor que se le enfrentó a este reto fue Dino De Laurentis. La película fue Barrabás, estrenada en octubre de 1962. El eclipse filmado fue el total de Sol del 15 de febrero de 1961, observado en casi toda Europa. El extraordinario esfuerzo de De Laurentis para usar un eclipse real le ganó al film el título no oficial de "la película que detuvo al Sol".

La decisión de filmar un eclipse real para la escena de la crucifixión fue tomada por De Laurentis y el director Richard Fleischer apenas 48 horas antes del eclipse, para lo cual movilizaron para filmar la escena un equipo de 80 actores y técnicos a Roccastrada, 120 km. al norte de Roma. El propio De Laurentis narra así el evento: "Primero, nadie lo había hecho antes, así que no sabíamos de la reacción de los actores durante el fenómeno. Segundo, sin información histórica ni técnica el director de fotografía, Aldo Tonti, estaba literalmente trabajando a oscuras, sin conocer las apropiadas velocidades del film, ni los tiempos de exposición, ni la escala de las imágenes, ni la luz de fondo. Además, la escena era única: si un actor se equivocaba en sus lineas no era posible decir "corten" y luego repetir".

Cuando Tonti fue consultado, sintió que era un gran riesgo y afirmó que la escena podía simplemente ser recreada con efectos especiales. Pero De Laurentis insistió. Una cámara con teleobjetivo fue usada para filmar el eclipse en sí, otra para efectuar los acercamientos a la cruz y la figura de Jesucristo, y una tercera, la cámara maestra, para la escena de las tres cruces y el eclipse de Sol en el fondo.

Dice Tonti: "Eran las 7:30 de la mañana y ya tenía las cámaras en posición. El Sol ya estaba eclipsado al 90% y a una altura de 11° sobre el horizonte este. Faltaban seis minutos para la totalidad pero me era imposible medir la intensidad de la luz, con el Sol de frente a las cámaras y sin tener ni idea de lo que sucedería en la totalidad. Realmente estaba preocupado.

Faltando dos minutos noté que la cámara maestra registraba halos y refracciones ópticas así que me dirigí hacia Fleischer y le informé que movería la cámara. No dijo nada; simplemente estaba paralizado.

Fue el instinto. Moví la cámara para que el eclipse le diera exactamente en el centro del lente lo que inmediatamente eliminó las refracciones. En seguida noté que los filtros usuales disminuirían la intensidad de la imagen así que en segundos los retiré, coloqué la apertura en f/4.0 y esperé."

El operador de la cámara diría luego que fue testigo de algo único, la más increíble escena de la crucifixión, su más bella escena en 30 años de camarógrafo. El resultado final fue simplemente impresionante, como cualquiera que haya visto la película Barrabás puede contarlo...."""

Cordial saludo,