FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
Martes 16 de mayo, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Se ha celebrado los primeros cincuenta años de la Facultad de Ciencias de la Salud, antes de Medicina, de la U del C. Leamos apartes de El Liberal de hoy con la entrevista a Julio César Perafán Fajardo, ilustre cofundador de la misma el 15 de mayo de 1950, con cuatro colegas médicos y el único sobreviviente de ellos.

""" ... El Liberal habló con el único sobreviviente de aquella odisea, que hoy en día mantiene en alto el nombre de la Alma Mater, el médico cirujano Julio César Perafán Fajardo. De acuerdo con el profesional, en el siglo XIX, cuando en 1827 se fundó la Universidad del Cauca por Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, se inició la historia de la educación superior en el suroccidente del pai's.

Ocho años más tarde, en 1835, se creó la Facultad de Medicina, por la necesidad de contar con médicos en la región. Esta Facultad funcionó hasta el año 1890, pues apartir del desarrollo de cuatro guerras civiles en el país, varias instalaciones de la ciudad fueron utilizadas por las fuerzas triunfantes, así como varios estudiantes se vincularon a estas luchas.

"Al terminar una guerra se presentaba otra, utilizando las instalaciones de la Universidad, por lo que al final del siglo XIX se suspendieron las labores de algunas facultades, entre ellas la de Medicina", dijo el galeno. De tal manera que, añadió, los últimos graduados de aquella época, como el doctor Rafael Diago, fueron en el siglo XIX.

Cuatro mosqueteros en medicina

Después de aquellos episodios de violencia, y tras una lucha de tres años, se reabrió la Facultad de Medicina en 1950, con el ánimo de responder a las necesidades que se presentaban para mejorar el estado de salud de la población, especialmente de las personas de escasos recursos. Como lo lógico era reestablecer la antigua Facultad de Medicina, se emprendió esta tarea con algunos médicos payaneses que debieron estudiar dicho programa en la Universidad Nacional en Bogotá. Alvaro de Angulo, Ignacio Santamaría, Reinaldo Coronel y Julio César Perafán fueron los cuatro mosqueteros que iniciaron la campaña para reabrir las puertas de esta facultad.

Para el reinicio de este programa se sostuvieron diálogos entre las directivas de la Universidad del Cauca y de la Universidad Nacional, con el fin de establecer un respaldo, pues el hospital de la ciudad no era apto para el entrenamiento de los alumnos.

Ante esta situación, los cuatro profesionales no cedieron, y solicitaron a la Universidad Nacional un apoyo para recibir a los alumnos cuando llegaran a cuarto año, y de esta manera realizar sus prácticas en el Hospital San Juan de Dios. Afortunadamente, bajo la administración de Eduardo Santos se logró una ayuda para la construcción de un hospital con una capacidad de 500 camas.

"De tal manera, que con el nuevo centro asistencial se tenía la base para la práctica de la medicina", indicó Perafa'n Fajardo. El 15 de mayo de 1950 se dio viabilidad a este deseo, y de nuevo se abrieron las puertas de la Facultad de Medicina de la Universidaddel Cauca a la comunidad en general. Inicia una nueva era. Ochenta alumnos iniciaron de nuevo el programa de medicina de la Alma Mater. Contaban para entonces con la orientación de cuatro profesores. Anatomía I fue dictada por Alvaro Angulo; Bioquímica por el profesor Leonardo Santamaría; en Dibujo Anatómico estaba Reinaldo Coronel, y Julio César Perafán en Biofísica.

Dicho programa reinició labores en la parte oriental del Paraninfo Francisco José de Caldas, en donde venía funcionando la Facultad de Ingeniería, pero que debido a su traslado a la nueva sede de Tulcán, quedaba el espacio disponible para Medicina. Inicialmente funcionó allí la Facultad de Medicina. Se dictaban las ciencias básicas adecuando los laboratorios para las áreas de patología, fisiología y anatomía patológica.

Para la cátedra de Anatomía, fundamental en este programa, se usó el anfiteatro que estaba cerca al nuevo hospital, adecuándolo con aulas cómodas y laboratorio especial para la preparación de los cadáveres.

"De esta manera se aseguraron los años básicos de enseñanza, en la parte locativa, junto con la enseñanza en el hospital, al lado del enfermo", indicó el cofundador.

Explicó que durante esa época la carrera tenía una duración de seis años de estudio, más un año de internado. No se realizaba el año rural. En 1960 se inició la construcción de la actual sede, junto al Hospital San José y el anfiteatro, la cual empezó a funcionar diez años después, tomando el centro asistencial el carácter de universitario.

Nuevos retos

Para dictar las clases de Medicina se contaba con un programa curricular que se utilizaba en las cuatro universidades de Colombia en donde se dictaba esta área, pero con el transcurrir de los años y el avance de la tecnología, se vio la necesidad de crear nuevas áreas, especialmente dirigidas a la medicina preventiva. Hacia los años 60, con la instalación de una sede de la Cruz Roja en el departamento, de la cual fue director el médico Perafán Fajardo, se dio inicio al programa de Enfermería, por lo que la Facultad de Medicina pasó a llamarse Facultad de Ciencias de la Salud. Años después se implantó el programa de Fonoaudiología, la tercera opción de los estudiantes en el campo de la medicina en la Alma Mater.

Con el terremoto de 1983, tanto la Facultad de Ciencias de la Salud como el Hospital Universitario San José, recibieron importantes donaciones de países extranjeros en equipos médicos, lo cual hizo que se implementaran tecnologías a la enseñanza. Finalmente, la Facultad de Ciencias de la Salud ha mantenido en alto el nombre de la Universidad del Cauca a través de sus egresados, que son altamente calificados a nivel nacional e internacional, siendo profesores de las diferentes Facultades de Medicina del país, así como directores de institutos a nivel internacional o miembros de la Organización Mundial de la Salud... """

Cordial saludo,