CHIRIMÍAS
Mayo 20, 1999
De: Mario Pachajoa Burbano

Chirimía es un instrumento músico de viento, hecho de madera, a modo de clarinete. Este artefacto árabe fue llevado a España y de ahí paso al Nuevo Mundo hispánico.

Los misioneros lo introdujeron con éxito a los indios y desde esa época, en Popayán, se convirtió en un instrumento inmensamente popular entre las comunidades indígenas.

Los indígenas lo aprendieron a construir en forma rudimentaria y con seis agujeros, el árabe tenía nueve, colocándole como boquilla, un trozo de pluma de pavo.

Pero el instrumento se empezó a utilizar cada vez menos, llegando casi a desaparecer de los conjuntos musicales. Desde entonces se dio el nombre de chirimía al conjunto musical integrado generalmente: por dos flautas hechas de carrizo, una para los tonos altos y la otra para los bajos; por tambores, de varios tamaños, hechos de madera y cubiertos por ambos lados con piel de vaca o de oveja; por redoblante a manera de tambor militar; por triángulo de hierro golpeado con un clavo; por carrascas hechas sobre calabazos o sobre trozos de guadua partida por la mitad; maracas hechas también con calabazos vaciados y secos y finalmente por quijada de bovino o equino. Algunas veces se emplean también la ocarina y pifanos.

Generalmente las comunidades indígenas tenían sendos conjuntos o chirimías, lo mismo que algunos barrios de Popayán. La música mas autóctona, por supuesto, provenía de los conjuntos indígenas, cuyas tonalidades reflejaban su ancestro quechua; aunque también ejecutaban bambucos y pasillos.

Después de la década de los 1930, las chirimías no solamente eran integradas por indígenas sino por gentes de escasos recursos económicos. En los 40 estos grupos empezaron a usar uniformes y nombres para facilitar su identificación, tales como "Los Gavilanes", "Los Sotareños", etc.

En los 50 los grupos mayoritarios estaban conformados por gente joven y empiezan a aparecer dentro del conjunto personas disfrazadas de, por ejemplo, "El Diablo", "La Viuda", "La Bruja" que eran los encargados de recoger la ayuda monetaria para su chirimía.